Guía de Atención a la Muerte Perinatal y Neonatal

GUIA-1

 

Esta guía fue escrito en el 2009 entre El Parto Es Nuestro y Umamanita. Se puede descargar gratuitamente. Si vas a descargar la guía quizás puedes pensar en hacer una donación a Umamanita ya que todo el trabajo que se realiza se hace de forma voluntaria y así podemos seguir haciendo lo que hacemos.

Guia Atencion Muerte Perinatal y Neonatal – pdf-

La Guía de Atención a la Muerte Perinatal y Neonatal será revisada para el 2016.

Aroa

Por Alicia

Mi nombre es Alicia. Nuestra hija, Aroa, murió cuando yo estaba embarazada de veintinueve semanas. De esto hace ahora tres años. Aora era nuestra segunda hija, nos quedamos embarazados después de desearlo mucho cuando Henar tenía dos años. El embarazo transcurrió sin complicaciones, y en la eco de la semana 20 el ginecólogo bromeó: “el único problema que vais a tener es a otra niña corriendo por la casa”. Tendríamos otra niña Recuerdo el hueco que le hice en el armario de Henar, donde empecé a guardar los primeros regalos, algo de ropita. Era una representación del hueco que empezábamos a hacerle en nuestra vida.

Tonos que suavizan

tonos

Durante la suelta de globos del 2014 tuvimos la inmensa suerte de recibir el regalo, de la mano de Bea, Sol, Carlos y Wynn de las dos canciones a continuación. Canciones escritas precisamente para nosotr@s para este día. Hablan por si solos, esperemos que os guste.

 

Nubes Doradas

Nuestro Lugar

 

Hermano Mayor Antonio

Por Estrella Díaz

Me llamo Estrella, tengo 52 años y hace 53 mi madre perdió durante el parto a su primer hijo, como yo le llamo, mi hermano mayor Antonio.

En mi casa nunca se hablaba de el, es mas, yo creo que me entere bastante mayor de todo lo ocurrido. Si a día de hoy le preguntas a mi madre por el todavía se le saltan las lagrimas, solo yo alguna vez me he interesado por como ocurrió todo. Mi hermano murió durante el parto asfixiado por una vuelta de cordón. Mi madre lo describe como un niño precioso al que en un bautizo improvisado por el personal sanitaria le asignaron el nombre de Antonio, como mi padre. También me ha contado que vía por la ventana como se llevaban el féretro pequeñito y que mi padre se fue a casa a recoger la cuna y todo lo que tenían preparado para cuando llegase mi madre no lo viese allí, no quiero ni imaginar el dolor que sentirían en aquel momento.