Donación de leche materna tras la muerte perinatal y la situación en España

Revista Muerte y Duelo Perinatal #3


Autores: Sonia Uceira Rey1, María Aurea Rodríguez Blanco2, Manuel Martín Morales3, Jessica Rodríguez Czaplicki4

1 Matrona, Hospital da Barbanza, Ribeira, A Coruña; Miembro del Comité de Lactancia Materna de la EOXI de Santiago Compostela2 Pediatra, Hospital da Barbanza, Ribeira, A Coruña; Miembro del Comité de Lactancia Materna de la EOXI de Santiago Compostela3 Pediatra, Hospital da Barbanza, Ribeira, A Coruña, 4 Psicóloga; Presidenta de la Asociación Española de Psicología Perinatal; Directora de GEA
Correo electrónico: uceiras@hotmail.com

Versión PDF
Índice de MDP#3
Pagina principal de la revista

Keywords: Duelo perinatal, duelo gestacional, muerte perinatal, muerte intrauterina, lactancia, donación de leche

Introducción

Cuando la placenta se desprende del útero materno una serie de hormonas provocarán la producción de leche materna. Esa producción de leche ocurre independientemente de si esa placenta había alimentado y oxigenado a un bebé vivo o a uno que muere, a un bebé de 42 semanas o a uno de 16 semanas de gestación.

La Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva recomienda asesorar a la madre que esté en una situación de pérdida gestacional y duelo sobre las opciones para inhibir la lactancia o el destete (natural o farmacológico)[1]. Sin embargo, ya sabemos por experiencia que algunas de estas madres manifiestan el deseo de donar su leche tras el fallecimiento de su bebé. Recientemente una encuesta realizada por la asociación Umamanita preguntaba a 734 madres, cuyo bebé murió después de las 15 semanas del embarazo, si hubieran donado su leche a un banco de leche en el caso de que fuera una posibilidad. Los resultados demuestran que el 34,0% respondieron ‘sí, definitivamente’ o ‘sí, probablemente’, mientras que el 22.2% contestaron ‘no, definitivamente’, el resto afirmaron no ‘estar segura’ (véase tabla 1).

Ante este tipo de interés se precisa contemplar una serie de preguntas:

Primero ¿por qué la madre de un bebé fallecido podría querer donar su leche?

Jessica Welborn exploró este tema y encontraba que existen varios motivos para donar leche que pueden ser beneficiosos para el duelo y el proceso de encontrar significado. Aparte del acto altruista de ayudar en la salud de otro bebé, Welborn encontró que el acto de extraer la leche es una manera de validar su maternidad, lo cual muchas veces se desautoriza socialmente después de la muerte gestacional o neonatal. Para las madres participantes en su estudio era además una manera de mantener una conexión con su bebé, hecho importante para el proceso de duelo, y el acto de extraer la leche y donarla fue una manera positiva de integrar la pérdida en sus vidas, de darle significado y de afrontarla.[2]


¿Si hubieras tenido la oportunidad de donar tu leche a un banco de leche lo hubieras hecho?

Las profesionales hemos de tener información veraz y actualizada para poder asesorar y orientar a estas madres. Ante una madre cuyo hijo ha muerto intraútero, intraparto o tras el nacimiento, independientemente de las semanas de gestación.


¿Puede donar su leche materna?

La asociación inglesa de bancos de leche (UKAMB) especifica en su web la posibilidad de donar leche de madres cuyos bebés nacen muertos o mueren poco después de haber nacido[3] y muchos bancos de leche estadounidenses proporcionan información individual sobre los programas de donación para las madres en duelo[4].

La asociación inglesa de bancos de leche especifica que cada año, los bancos de leche reciben grandes cantidades de leche de las madres cuyos bebés no han sobrevivido. Esto es a menudo una fuente importante de leche y ayuda a las madres a procesar el duelo[3].

Un informe del sistema de salud australiano enfatiza la necesidad de crear oportunidades para que las madres en duelo donen su leche[5].


¿La donación es segura, aunque se desconozca la causa del fallecimiento del hijo?

No hemos hallado evidencia científica que señale que no. Pueden donarla cumpliendo los mismos requisitos y excepciones que una madre de un bebé que ha nacido vivo y esté siendo amamantado.

La Asociación Española de Bancos de Leche Humana (AEBLH) especifica que las únicas candidatas que no pueden ser donantes son aquellas madres[6]:

  • incluidas en grupos de riesgo de ser portadoras de enfermedades transmisibles.
  • que se encuentran en fase de enfermedad aguda.
  • con hábitos tóxicos.
  • que consumen medicamentos habitualmente.

¿En qué momento pueden empezar a donar?

Los bancos de leche señalan que en el caso de madres amamantando es conveniente instaurar bien la lactancia de su hijo durante el primer mes de vida antes de empezar a extraerse leche para donar.

En el informe australiano[5] refieren que el manejo y la inhibición de la lactancia deben ser dialogados con la madre dentro de las cuatro horas posteriores a la muerte del lactante, o incluso antes si se encuentra en situación de cuidados paliativos. Ignorar la donación de leche materna es una práctica “obsoleta” ya que significa no proporcionar opciones completas a la madre, entendemos que se ha de informar también en caso de muerte intraútero.


¿Durante cuánto tiempo puede ser donante?

Durante el tiempo que ella desee. El informe australiano[5] diferencia cuatro tipos de situaciones en los que una mujer se puede encontrar para disponerse a donar leche materna tras la muerte de su hijo:

  • Donación de leche extraída previa a la muerte
  • Donación de leche extraída cuando hay otro bebé lactante que vive (otro hijo, parto múltiple…)
  • Donación de leche extraída durante el proceso de inhibición natural tras la muerte
  • Donación de leche extraída tras la muerte de un bebé, sin intención de inhibir la lactancia

En los tres primeros casos existió acuerdo para que los bancos de leche australianos aceptaran este tipo de donación. En relación al cuarto tipo no se logró un acuerdo, al no existir investigaciones para determinar el impacto psicológico y el bienestar experimentado por las madres y sus familias.

Mientras que no dispongamos de evidencia, ha de prevalecer el deseo materno, advirtiendo que en el cuarto tipo de situación desconocemos cuánta es la duración recomendable, y que no está demostrado ni que sea perjudicial ni beneficioso para la salud psicológica de la madre y el bienestar familiar el permanecer donando más tiempo del que se necesitaría para una inhibición natural.

En España algunos bancos de leche restringen la donación de leche materna de madres con hijos vivos a los seis primeros meses postparto, con lo cual estimamos que el criterio (cual fuere y basado en evidencia científica) debe estar unificado para todas las madres y para todos los bancos de leche.


¿Pueden las madres donar su leche a un banco de leche materna en España?

En diciembre de 2016 hicimos una llamada telefónica a los 11 bancos de leche existentes en aquel momento[,a] para preguntarles en torno a la posibilidad de aceptar leche donada de madres cuyo hijo/a muere durante la gestación o el parto.

Encontramos que en los bancos de leche españoles no existe unanimidad, ni claridad a este respecto. 5 bancos afirman aceptarla, 4 refieren que es probable y 2 que no es posible.

Consultadas las web de los bancos de leche españoles[5], observamos que ningún banco cita en sus criterios de exclusión a mujeres cuyo hijo/a haya muerto, pero se provoca confusión al no especificar que estas pueden ser donantes.

De hecho los dos bancos que rechazan esta leche donada comentaron, durante la llamada telefónica, que no cumplen uno de los criterios de inclusión “estar amamantando”.

Tres bancos de leche españoles realizan especificaciones relativas a la muerte de un hijo en sus webs:

  • “Se acepta leche congelada de madres cuyos hijos han fallecido”
  • “es posible donar al banco tras el fallecimiento de un hijo”
  • “se acepta como excepción la leche acumulada siempre que haya sido correctamente conservada, en los casos de mujeres cuyo hijo ha fallecido”

Pero no aclaran si es condición que esos hijos hayan nacido vivos.

Cuando preguntamos a los bancos si aceptaban leche donada de estas madres, algunos interlocutores nos decían que no habían tenido ningún caso, ninguna madre interesada en donar, nuestra duda es si son las madres las que no desean donar leche o no les ofrecemos y facilitamos esa posibilidad los profesionales e instituciones.


Conclusión

La supresión o continuación de la lactancia tras la muerte de un hijo es una elección personal que se entrelaza con una experiencia única de la madre y la expresión de su dolor. Algunas madres desean la supresión inmediata de la lactancia porque le resulta doloroso el recordatorio de la pérdida pero otras madres eligen destetar naturalmente y donar su leche.

La donación de leche materna por si sola no hará desaparecer el dolor de una madre, pero si tiene el potencial de proporcionar protección contra los trastornos del estado de ánimo posparto.

Es necesario que los bancos de leche disminuyan la variabilidad y falta de información y expresen claramente en los criterios de inclusión, si existe la posibilidad de donar para evitar confusiones y poder asesorar correctamente a estas madres.

Para los profesionales sanitarios es necesario tener información clara sobre esta posibilidad, para dar un buen asesoramiento a las madres cuando están contemplando que decisión acerca de la lactancia sería mejor en su caso.


Notas

[a] Ahora son 12 bancos de leche en España

Bibliografía

1 Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad (MSPSI). Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva.; 2011.
2 Welborn JM. The experience of expressing and donating breast milk following a perinatal loss. J Hum Lact. 2012;28(4):506-510. doi:10.1177/0890334412455459.
3 The UK Association of Milk Banks. http://www.ukamb.org/speaking-potential-donors/. Acceso: 16 diciembre de 2016
4 Woo K, Spatz D. Human milk donation: what do you know about it? MCN Am J Matern Nurs. 2007;32(3):150-155. doi:10.1097/01.NMC.0000269563.42982.64.
5 Carroll KE, Lenne BS, McEgan K, et al. Breast milk donation after neonatal death in Australia: a report. Int Breastfeed J. 2014;9(23). doi:10.1186/s13006-014-0023-4.
6 La Asociación Española de Bancos de Leche Humana (AEBLH). http://www.aeblh.org/. Acceso: 15 diciembre de 2016


Otras lecturas y páginas de interés

Donor milk banks: the operation of donor milk bank services. NICE clinical guideline no. 93 (National Institute for Health and Clinical Excellence, 2010)
Bancos de leche materna y duelo perinatal (Rodriguez, Uceira-Rey, Martín & Rodriguez, 2017)
Lactation after perinatal, neonatal, or infant loss (Cole, 2012)
Cytokines, infections, stress, and dysphoric moods in breastfeeders and formula feeders (Groer & Davis, 2006)
Depression, sleep quality, and maternal well-being in postpartum women with a history of sexual assault: a comparison of breastfeeding, mixed-feeding, and formula-feeding mothers (Kendall-Tackett, 2013)
Freya’s Gold: Milk Donation after loss

Volver al índice de MDP#3

Volver a la pagina principal de la revista

Muerte y Duelo Perinatal (MDP) está publicada por Umamanita, una Asociación sin ánimo de lucro

ISSN: 2530-9390

Deja un comentario