PROTOCOLOS

Por nuestra experiencia y los testimonios de más padres queremos conseguir un protocolo común que unifique y establezca las pautas en los hospitales de España. Un protocolo que respete a los padres durante este proceso tan duro que es la muerte de un bebé.

Queremos llegar no sólo a los padres que desafortunadamente han tenido que vivir la pérdida de su bebé sino también al público en general y en particular a los profesionales sanitarios en los hospitales y centros de atención primaria, matronas, profesionales de enfermería, médicos de cabecera, especialistas y clínicas privadas con la idea de sensibilizar.

En el año 2016 en España hubo alrededor de 3.000[1] muertes perinatales cada año a partir de las 22 semanas, un número mayor o similar que esto entre las semanas 14 y 21[2] y alrededor de 75.000 embarazos que se pierden de manera súbita en el primer trimestre. Significa que hay muchos padres que sufren solos y que por desgracia no reciben el trato adecuado que se merecen. En muchos hospitales todavía se aplica la “ley” de negar a la madre ver a su bebé.

  • Queremos conseguir que el trato sea más humano en todos los hospitales, no sólo en unos pocos hospitales innovadores.
  • Queremos que los aspectos especiales de la muerte perinatal y neonatal se enseñen desde las escuelas.
  • Queremos conseguir que las pautas de actuación enfaticen el aspecto humano y ético por encima del técnico, científico y profesional.
  • Queremos que los padres reciban información y apoyo desde el primer momento, que conozcan las diferentes opciones que tienen a la hora de tratar con la muerte perinatal.

 

[1] Dato elaborado a partir de las estadísticas de Muertes Fetales publicadas en el Instituto Nacional de Estadística del año 2016, datos de interrupciones voluntarias por motivos de anomalías fetales severos o limitantes de vida y estimaciones de infradeclaración. Escribe a Paul Cassidy (paulcassidy@umamanita.es) para más detalles sobre la metodología.

[2] De momento no es posible calcular el número de muertes intrauterinas súbitas después del primer trimestre hasta la semana 22.