Mi bebe Esther

Nadie entiende lo que sucede, solo una madre que ha pasado por esto. Decirte tu bebe no tiene latido, es lo más horrible y el shock más amargo de tu vida. Tienes todo preparado su cuna, su ropita, las cosas que ya compraste. Y toda la ilusión del mundo por un ser que viene a ser el nuevo miembro de la familia.

Con 37 semanas de gestación te haces la pregunta por qué a mi, han pasado dos semanas desde que mi bebe dejo de latir dentro de mi. Me siento vacía, triste, y lo peor sola ya que estos momentos de pandemia son difíciles. No se ni que escribir ya que ni siquiera encuentro palabras para mi misma.

Lo único que si se es que Dios no se equivoca, y si hace las cosas es por algo aunque uno no lo pueda ver.

Jamas en mi vida pensé que iba a pasar por un dolor tan grande como perder a mi Esther, solo faltaban 3 semanas. Y no encuentro respuesta. Lo único que dijeron los doctores puede ser el cordón le falto oxigeno o que mi bebe comió popo. Pero lloro todas las noches yo se que mi bebe ya no va a Volver.

 

Dios cuide nuestros bebés desde el cielo. Y sane nuestros ♥️ corazones por qué es muy difícil despertar y saber que nuestro bebe ya no está con nosotros.

 

 

Informe Umamanita – Calidad de la atención sanitaria en casos de muerte intrauterina

Capítulo 9. Investigación de la muerteEl Informe Umamanita es un estudio sobre la calidad de la atención sanitaria en casos de muerte intrauterina que se elaboró entre 2012 y 2018. Liderado por Paul Cassidy, investigador en Umamanita, el estudio consiste en una encuesta a 796 mujeres cuyo bebé murió por motivo de muerte intrauterina súbita, muerte intrapartum o por interrupción del embarazo por razones médicas en el sistema sanitario español.

Anteriormente hemos publicado algunos datos de la encuesta en conferencias y en revistas científicas (puedes leer más aquí). Ahora publicamos el informe completo.

Los co-autores son Jillian Cassidy (Presidenta de Umamanita), Ibone Olza (Psiquiatra Perinatal), Ana Martín Ancel (Doctora en Medicina y Cirugía, Médico Especialista en Pediatría), Sara Jort (Psicóloga), Diana Sánchez (Psicóloga), M. Àngels Claramunt (Co-fundadora de la asociación Superando un Aborto), Maria Teresa Pi-Sunyer (Doctora en Psicología), Gabriella Bianco (Psicóloga General Sanitaria y Psicoterapeuta), Paloma Martínez Serrano (Matrona).

La encuesta representa la primera y, hasta la fecha, única investigación nacional que ha tratado sobre este tema. Esclarece luz sobre las prácticas en los hospitales españoles y da voz a las vivencias de estas mujeres, las cuales han tenido muy poca oportunidad de expresar sus experiencias de pérdida y duelo en el contexto sanitario.

Los resultados del estudio manifiestan que la atención sanitaria no llega a las buenas prácticas en muchos casos e identifica numerosas maneras mediante las cuales se puede mejorar la atención sanitaria en los hospitales españoles, apoyando así a estas mujeres y a sus familias a iniciar un proceso de duelo muy difícil de la mejor manera posible.

Se puede leer la nota de prensa sobre el informe aquí.

El informe se puede descargar en su formato completo o por capítulos. También tiene disponible un resumen detallado (capítulo 10) y un resumen ejecutivo. Informe Umamanita – Calidad Atención Muerte Intrauterina (2018)

Informe completo:
Informe Umamanita – Encuesta sobre la calidad de la atención sanitaria en casos de muerte intrauterina

Resumen ejecutivo:
Informe Umamanita: Resumen Ejecutivo

Capítulos:
Introducción: La Muerte y el Duelo Perinatal en Contexto Sociocultural
Capítulo 1. Objetivos y metodología
Capítulo 2. Interacción con el personal sanitario
Capítulo 3. El contacto post mortem con el bebé
Capítulo 4. Objetos de recuerdo y fotografías
Capítulo 5. La disposición del cuerpo
Capítulo 6. El diagnóstico y la estancia
Capítulo 7. Administración de sedantes
Capítulo 8. La atención al parto
Capítulo 9. Investigación de la muerte
Capítulo 10. Resumen de los resultados, discusión y conclusiones generales

 

Para contactar con el investigador principal, escribe a: paulcassidy@umamanita.es

 

El Proyecto Amulet

Del artista Marie Brett, el Proyecto Amulet reúne experiencias personales de pérdida en el espacio de una exposición de arte. Se exponen diez fotografías y cada una de ellas muestra un recuerdo conectado a la pérdida de un bebé. Junto a cada foto, se escucha un clip de audio con el testimonio del padre o la madre. Los fragmentos de las historias revelan una parte de los sentimientos subjetivos de esa persona y, además, resuenan en el contexto inmediato de la experiencia compartida.

Nuestra pequeña Argeme

Hoy os muestro el lado más oscuro de la vida. La peor experiencia por la que jamás imaginé pasar y seguramente no la llegue a superar nunca, quizás mitigar, pero nunca jamás superar…

Estaba todo preparado… tu habitación, tu cuna, tu carrito, tu ropita… Absolutamente todo.

El día 24 voy a monitores, ya estamos de 37 semanas y tienes el latido de un GIGANTE, además de darme las patadas más fuertes que jamás haya notado con tu hermano…

Llega la noche y no te siento, pero creo que estás dormida. Llega el día siguiente, y por la mañana ni me percato, ya que por las mañanas sueles parecerte a mamá y estás más perezosa…

Maldigo esa tarde del 25, maldigo ese helado de chocolate que me como para ver si me pegas una patadita, ya que el dulce te activa y esa era la última prueba para ir al hospital a ver qué le pasa a mi pequeña.

No te noto, y vamos a urgencias, tu papá se queda fuera con tu hermano, ya que estamos en una ciudad lejos de los nuestros, y además el Covid tiene sus restricciones.

Entro en paritorio y me ponen los monitores…

Tu latido no está, pero vamos a probar con la eco que con eso no falla.

¡Ay Dios mío!, si una imagen es la que voy a recordar de por vida, es la de ese joven ginecólogo que nada más hace que buscar y buscar sin saber cómo enfrentarse a mi mirada. La matrona mira al suelo, y yo sin poder hablar, saco fuerzas y pregunto: ¿qué ocurre? , solo una respuesta, una pequeña frase con la que mi vida estará atormentada hasta el fin de mis días: “No hay latido, lo siento”

No me doy por vencida y doy por hecho que el aparato está estropeado, ¡pruebe otra vez doctor! , ¡una segunda vez por favor! , entra tu padre, y tu hermano se queda con las auxiliares de planta, ¡pruebe una tercera se lo imploro…!

mismas palabras: “Lo siento mucho, no hay latido” y miro a la matrona y al ginecólogo y veo que los ojos de ambos están inundados de lágrimas, no hay vuelta atrás…

Pero que tendrá el ser humano que se aferra hasta el último resquicio de esperanza y cuando me dicen que me van a provocar el parto para sacarte de tu casita durante 8 meses veo la oportunidad de demostrarle a los sanitarios que sus máquinas no funcionan.

Y que será que con tu hermano estuve 22 horas de parto, y sólo dilaté 2 cm y al final acabó en cesárea. En cambio, contigo vida mía… en el momento que me ponen la Oxitocina en 2 horas dilato 3 cm, una hora más y ya vamos por 6 cm y 45 minutos después hemos llegado a los 10 cm…

Empiezo a empujar y en tan solo 15 minutos ahí estás…fuera de mi, para siempre y solo pido una cosa a Dios, “si es que existe” porque ya no lo sé… ¡a la Virgen! , ¡al UNIVERSO! y a todas aquellas fuerzas que incluso desconozco…!¡¡¡LLORA mi vida, llora para demostrar a esta gente que están EQUIVOCADOS!!!

Llora por ti, llora por mi, por tu papá, por tu hermano, por toda tu familia y llora para arrancar este dolor que me está matando” y de repente…¡NADA!

Ahí está mi pequeña tan cerca y a la vez tan inmensamente lejos de mi, te tapan, hay seis personas en ese paritorio, seis mujeres acostumbradas a ver mujeres dando a luz, y todas y cada una de ellas vuelven a tener sus ojos llenos de lágrimas.

La ginecóloga nos pregunta que si queremos verte para que te preparen…

¿cómo no iba a querer verte?

No me lo perdonaría en 1000 vidas.

Nos llevan a la habitación y a los 10 minutos entras…¡Ay mi vida!, que preciosa eres, pareces dormida, que nariz tan bonita, que boca tan perfecta, como te pareces a tu hermano mi amor y aún tienes las mejillas calientes, pero tu corazón mi niña no late, no late, NO LATE!!!!!

Quizás, haya personas que no entiendan como hago esto, como expongo este testimonio, o quizás que manera más rara de expresar mi dolor, pero…es mi dolor, es mi niña, es mi vida y necesito desahogarme así porque quiero ayudar a otras madres que estén en mi misma situación y a la misma vez pedir ayuda a aquellas que hayan pasado por esto. Porque estoy perdida, ahogada en mis propios sentimientos y sola en lo más profundo de mi corazón, en la única mitad de corazón que me queda, ya que una mitad pertenece a mi hijo y el otro hace dos días que murió.

También lo hago de alguna manera para informaros a todas aquellas personas que lo sabéis y que me escribís, que me preguntáis… También para las que no sepáis nada, y seguramente pronto me preguntaríais por mi niña o que tal fue mi parto…

Mi respuesta es sencilla: “MAL…todo mal, todo está mal, yo estoy mal, su padre está mal, su hermano gracias a Dios tiene 3 años y no se entera tanto y es lo único que nos hace luchar ahora mismo. Nuestras familias están mal y nuestros amigos están mal”

Mi pequeña Argeme, mi princesa, mi ilusión más esperada en la vida, vuela mi niña… vuela como una mariposa, sé libre y que sepas que vayas, allá donde vayas, te amamos más que a nuestras propias vidas y que siempre estarás entre nosotros.

Descansa en paz mi vida entera 🦋🦋🦋

Mi bebé Zoe

Hola, tengo 20 años y vengo a contar mi gran tragedia, de un 30 de enero de 2.020…

Tuve un embarazo perfecto , sin complicaciones , sin síntomas prácticamente, el parto un poco lento, pero aparentemente todo bien.
Nos fuimos a casa con mi bebé y mi marido y pasaron los días y todo iba genial, las consultas en el pediatra no veían nada alterado, nada malo, vaya, ella estaba bien… Hasta que un día fui a despertarla y no se despertó, estaba en mi cama, durmiendo tan tranquila y hacia 3 horas le había dado un biberón y estaba bien, sonriendo y diciendo sus cositas, pero allí se quedó, durmiendo pero para siempre … Tenía 12 semanas , falleció que le faltaba 1 día para cumplir sus 3 mesecitos…

No hay palabras para poder decir lo que se siente ante una cosa de este tipo, es inhumano enterrar a un hijo…