Y decirte también mi pequeñín…

….que siento verdadero terror a tener que volver en dos días a la cotidianidad,  a mi lugar de trabajo, a volver a estar con la gente   “manteniendo la compostura”, “a cumplir” pese a mi interior roto.  Porque, al no tenerte en mi vientre, la persona que se marcho vuelve completamente vacia y no sabe cómo (si) podrá seguir adelante

Mi pequeñín

Tras varios intentos fallidos para ser madre, en este caso, por las circunstancias, en solitario, por fin me quedé embarazada a pesar de las escasas posibilidades que me vaticinaban debido a mi edad. En la primera ecografía me dijeron que tus latidos eran muy débiles y que me preparara para lo peor. Mi deber y, sobre todo, deseo fue estar lo mejor posible para hacer todo lo que estuviera en mi mano para que tu corazoncito latiera fuerte y contundente y para que crecieras en este vientre que era el tuyo.

Pero tu corazoncito dejo latir y no creciste, cariño.

Han sido sido pocas las semanas las que he tenido la dicha de tenerte en mi vientre, de acariciarte pero has sido, eres y serás mi bebe. Me has dejado un gran vacio, soledad, una gran tristeza. Eras mi ilusión, mi proyecto de vida. Y ahora no sé cómo afrontar tu pérdida, qué hacer. Porque la flor que he depositado en tu memoria en mi cuarto crecerá pero tu no en mi vientre; porque siento que de alguna manera te traiciono al pensar en estos momentos en volver a intentarlo y si vendrá o no otro ser tan único y especial como tú.

Y me vuelve a angustiar tu pérdida

Un pedacito de mi

Hola buenas noches me gustaría contar mi experiencia y como lo estoy llevando el año pasado en el día de reyes me di cuenta de que estaba embarazada no fue un embarazo buscado porque mi pareja tiene dos hijos de su antigua relación pero el queria que yo fuera madre ay que pecha de llorar me metí no me veía en esa situación pero me dije porque no soy joven y voy a tener un trozito de mi en la primera ecografia que es cuando estás de 12 semanas me dijeron que podía ser una niña y ya me volví loca de contenta porque yo siempre e querido tener una niña y asín efectivamente iba aser llegó el confinamiento y ya no permitía entrar mi pareja a las ecografia y más cuando me confirmaron que era una niña la verdad que sea dicha no tube un embarazo fácil me salio azúcar no paraba de vomitar asta incluso me salio una almorana pero todo iba bien asta que llego septiembre el mes más esperado ya era la fecha en la que manuela venía al mundo como tenía azúcar me mandaron para monitores de 39 semanas pero yo sabía que manuela tan fácil no iba a salir pero todo estaba bien me Dan cita para la semana siguiente y que si no me ponía de parto me lo inducia pero el martes por la tarde me empieza a venir unos dolores de riñones mi pareja loco de contento me llevó para el hospital y como yo sabía me echaron para atrás pero cuando llegué a mi casa me volvieron los dolores más seguidos y volvi air al hospital y ya me dejaron ingresa es tube casi toda la noche con dolores pero lo que estaba dilatando era el canal del parto estube asín todo el miércoles asta que por la tarde me volvió a buscar a mi habitación una matrona para volver a monitores me fui para monitores y me toman la temperatura y tengo fiebre deciden provocarme el parto me partieron la fuente y me pusieron la sitocina y empezaron las contracciones ese dolor tan intenso yo me quería morir como tenía fiebre eso era que tenía infección y no me podían poner la epidural seguían las contracciones y yo decía que me moría del dolor asta que llegó de estar de 6 centímetros dilatada y el monitor empieza como de taquicardia ya no sabía si era yo o era mi hija y me metieron corriendo a quirofano para hacerme la cesárea de urgencia me anesteciaron entera y me intentaron despertar un par de veces pero estaba tan cansada que no podían asta que lo consiguieron y vi a mi hermana y a cinco doctora llorando y lo primero que pregunté fue por mi hija y me dijo mi hermana tu hija es un angelito yo pedí verla y mi hija cuando yo la vi estaba aun caliente esa sensación de querer decir aser algo por ella y no decirlo porque no me salían las palabras es un dolor que llevo clavado en el pecho me llevaron a una habitación y tu no asimila que se te a muerto tu hija tu mente se queda en estado de shok pero pasan los días y yo estoy muy grave pero el mismo dolor que yo tenía no asimilaba la gravedad mía yo solo quería irme para mi casa yo estube ingresada 22 días en el hospital yo no pude enterrarla ni despedirme de ella como a mi me hubiera gustado cuando me dieron el alta lo primero que hice fue comprar flores para mi hija pero el cementerio estaba cerrado ese día y yo fui al día siguiente sola porque yo quería ser más fuerte y se me rompió el alma no saber donde estaba mi hija enterrada tengo 31 años y si os digo la verdad yo os cuento mi testimonio y no me creo todo lo que me a pasado xke la vida a sido tan injusta conmigo mi hija pesaba 3680 y media 50 centímetros porque nosotros estamos preparado para enterrar a nuestros padres no estamos preparado para enterrar a nuestros hijos y es muy duro ir para un hospital con las cosas de tu hija y venirte con un bolso vacío sientes un dolor tan grande que lo que quieres es morirte no tienes motivos para luchar ni motivos para levantarte de la cama solo te quieres morir y asín te sientes todo los días y siente que nadie te comprende y que no sabes lo que tu estás pasando xke tu te levantas acordando te de ella y te acuesta con el mismo pensamiento y pasan los días y los meses y te preguntas porque a mí y ves que no tienes ninguna explicación porque no hay explicación de lo que te a pasado

perdi mi bebe

voy a contar mi historia porque siento la necesidad de desahogarme, cuando quede en embarazo pense que era mentira pero poco a poco le cogi amor a mi pequeña bebe que crecia en mi vientre faltando 3 meses para que ella naciera el padre se fue de la casa y hizo su vida como si nada yo solo me comunicaba con el para hacerle saber todo lo de la bebe en mi ultimo control me enviaron a hacer una ecografia porque la ultima era de agosto y estabamos en diciembre mi presion subio demasiado(140/100) y me indicaron que me dejarian para inducirme el parto ya que me estaba empezando a dar preclamsia y en la ecografia salio que mi bebe estaba muy pequeña( pesaba 2455) para las semanas de gestacion y tenia muy poco liquido (39.2 semanas) me dejaron hospitalizada el 23 de diciembre y empezaron a inducirme el parto ese dia hasta las 2 de la mañana solo habia dilatado hasta 2 me dijeron el 24 que no dilataba rapido ya iba en 5 y que si eran las 12 del dia y no habia dilatado mas me harian cesarea fueron las 12 y el doctor me dijo que me dejarian hasta la 1 para ver si dilataba un poco mas yo le rogue que me hicieran cesarea pero me grito y dijo que no era momento aun, era la 1 y nadie me revisaba fueron la 1:40 y estaban monitoreando los latidos de mi bebe los cuales a esa hora empezaron a disminuir me llevaron para hacerme cesarea a las 2 entre al quirofano me aplicaron anestesia y a las 2:22 nacio mi bebe estaba moradita pero escucho mi voz y lloro pense que ya todo estaba bien me llevaron a recuperacion mientras pasaba la anestesia a las 7 me entregaron a mi princesa a mi pequeña isabel naomi tenia una cara tan hermosa que me hizo sentir muy feliz nos dejaron en el hospital hasta el 26 de diciembre me dijeron que mi niña estaba en perfecto estado que estaba subiendo de peso y que yo tambien estaba muy bien que tuvimos una recuperacion rapida salimos a las 12 del hospital creyendo que estabamos bien y que estariamos mejor en casa ya que el cuarto de ella ya estaba adaptado para todas las necesidades, llegamos a casa esa noche todo estuvo bien se levantaba mas seguido a pedir comida y yo feliz de alimentarla a las 7 de la mañana desperto la alimente y le hable ella solo me miraba y sonreia a las 7:58 mi niña se durmio(no pense que seria la ultima vez que veria esos ojos tan hermosos abiertos) me decidi por darle la toma de sol y asi fue como debia tenerla en plan canguro para mi era mas facil vigilarla a las 8:08 tuve un presentimiento de revisar a mi niña y observe que estaba actuando algo rara y decidi correr de urgencias me subi en un taxi pero habia trancon y la gente no ayudaba en dar paso por cosas de Dios pasaba una patrulla de policia me subi en ella y con toda la yuda de ellos iba mas rapido en el trayecto le preste primeros auxilios, los policias no me ayudaban en el camino senti un fuerte golpe y lo unico que salio de mi fue mi niña murio, llefgue al hospital a las 8;30 y revisaron a mi bebe y solo me dijeron esta muerta no tiene pulso no intentaron nada, creo que fue la manera mas cruel de decirlo mi mundo se vino abajo no lo podia creer, las personas que revisaron a mi niña me hicieron preguntas y desde que llegue solo decian que era mi culpa que la habia ahogado que no le habia sacado bien los gases que yo la habia matado, entre en estado de shock me culpaba y solo queria morir, mi salud enpeoro y me hospitalizaron tambien estuve a punto de morir en el hospital me dijeron que no debian haberme dado salida que si no me podian tratar moriria ese dia tambien, a mi hija le hicieron necropsia y salio que su muerte fue natural a causa del bajo peso y su cuerpo aun era debil (en el hospital donde nacio decian que estaba subiendo de peso cuando en realidad habia bajado el 13%) nos informaron que tanto a ella como ami debieron dejarnos hospitalizadas por mas tiempo porque de milagro yo no habia muerto, el hospital donde nacio despues que les hicieron el reporte de la muerte de ella empezaron a llamarme a decirme que si podia ir al hospital que mi bebe y yo teniamos cita de alto riesgo pero mi niña ya habia muerto la enterre el 29 de diciembre y no saben cuan doloroso esta siendo todo este proceso solo quiero estar con mi hija con mi pequeña niña cierro los ojos y veo su carita, su sonrisa y no saben lo dificil que ha sido creo que no podre salir de esto, esta largo pero necesitaba hacerlo no puedo llorar ni hablar de esto porque mi familia solo me dice si sigue asi la vamos a hospitalizar ayudaaaaa 🙁

Nuestra pequeña estrella Noa, 39+1, parte3

Queridos papis y queridas mamis:

Aquella madrugada del 12 de octubre de 2020, cuándo me dijeron que a mi pequeña Noa se le había parado el corazón…que ya no había latido…, sentí como mi mundo se paraba…,sentí como mis ilusiones se derrubaban ante mis ojos…,sentí como la vida colgaba sobre mis hombros y mi espalda una  mochila cargada de piedras.. de toneladas de piedras…,piedras que herirían  mi piel a cada paso que diese…en cada movimiento que realizara…y con ella tendría que volver a vivir y caminar paso a paso…,aunque sintiese como esas piedras desgarraban mil piel,aunque supiera que jamás podría quitarme ese peso que apenas me dejaba caminar…

La tarde-noche del 13 de octubre de 2020 cuando salí de aquel hospital, con los brazos vacíos y mi corazón y mi alma destrozados…dejando allí a mi hija… comencé el nuevo sendero de mi nueva vida, pues ya jamás volvería a recuperar mi vida de antes.

En mi sendero, veo a lo lejos, muy muy lejos…una montaña, una montaña enorme, una montaña tan alta que su cima está cubierta por las nubes, esas preciosas nubes que dejan atravesar el sol… Esa montaña es tan alta que aunque sea difícil contemplarla… sientes la paz que habita en ella…imaginas el sonido de sus hojas moviéndose con el viento, y en tu preciosa imaginación…puedes ver que está repleta de flores, flores de todas formas y colores… puedes llegar hasta oler sus fragancias…, también contemplas animales,que corren por allí sin temor a ser cazados… simplemente viven felices… ojalá vuestra imaginación pueda contemplar la misma belleza que creen ver mis ojos…

Yo, que aún sigo en el punto de salida, lucho por llegar a aquella cima… mi instinto de supervivencia me hace luchar y andar,dar esos primeros pasos en mi nuevo sendero… Quizás pienso que allí estará la paz que tanto necesito, la felicidad que anhelo…

Agarro fuertemente las asas de mi mochila, aprieto fuertemente mi mandíbula y empiezo a caminar…siento como esas piedras desgarran la piel de mi espalda, pero decido, aunque duela, seguir…

Mis primeros días decido andar sola, agarrando fuertemente la mano de mi pareja, pues su mochila es la misma que la mía, y aunque su sendero no sea el mismo que el mío, porque cada persona debe crear su propio sendero…y batallar ese recorrido a su manera…decidimos recorrer nuestros distintos senderos juntos…en cada paso me apoyo en el y en nuestra familia… nuestro gran empuje para aprender a volver ha aprender ha andar,pues nuestros cuerpos se tambaleaban constantemente…

Tras varios días caminado desolada, y preguntándome una y mil veces, porqué… porqué… porqué?una pregunta que jamás tendrá respuesta… necesito buscar… sin tan siquiera saber que busco… Veo hombres y mujeres que jamás había visto… cargados con esa mochila, esa mochila cargada de piedras…son papis y mamis que han pasado por lo mismo que nosotros…empiezo a leer sus desgarradoras historias, y siento tantísimo dolor…me veo tan reflejada en cada una de ellas… Y siento tal consuelo al pensar que mi pequeña jamás estará sola, pués sus pequeños la acompañarán siempre…y siento tal consuelo al pensar que mi pequeña acompañará a sus bebés siempre… Es increíble cómo el dolor te puede unir tanto a personas que ni siquiera conoces, que jamás has escuchado ni tan siquiera el sonido de sus voces…

Y sigo andando, y así un día y otro,un paso tras otro…con mi espalda herida por esas piedras que causan tanto dolor…

Días de enfado con el mundo…días de desconsuelo y días cargados de la mayor paz que se puede tener dentro del mayor dolor…

Hay días que siento como retrocedo en el tiempo…noto como si me absorbiera la marea.. vuelvo a el punto de partida… Y decido arrodillarme con mi mochila sobre mi espalda y lloro…y lloro sin cesar…pues me permito mis momentos de desahogo, me permito sentir como mi corazón se encoje…me permito sentir mi alma destruida…pués sin dolor… no hay cura posible.

Permito que mis lágrimas formen lagunas sobre la arena de mi sendero, pero vuelvo a levantarme, pues no permitiré ahogarme en mi propio dolor…

Vuelvo ha agarrar las asas de mi mochila, para poder ponerme en pié, sacudo mi cuerpo lleno de polvo…seco mis lágrimas, vuelvo ha apretar fuertemente mi mandíbula… Y sigo el camino por mi sendero, intentando alcanzar aquella montaña que a veces está tan cerca…y otras a kilómetros de mí.

Por el camino encuentro a personas que deciden acompañarme en mi sendero, cogen mi mano sin soltarla en ningún momento, y es algo que agradeceré siempre pués andar sabiendo que no estás sola..es muchísimo más llevadero… Hay personas que simplemente se cruzan en mi camino, y me dicen palabras de aliento que me hacen coger más fuerza aún… Y hay otras personas, que pasan por allí sin empatía alguna…pero como mi sendero es mío, decido apartarlas de él…pues yo decido quién quiero que esté conmigo, y en mi sendero no hay cabida para necios,para  personas vacías..para personas que no son capaces de sentir el dolor ajeno..y les digo… hasta siempre!

Sigo mis pasos y miro hacia atrás y veo todas las huellas que dejan mis pasos sobre mi sendero, esas huellas que han formado y siguen formando mi nuevo yo…mi nuevo ser…una mujer luchadora, valiente, una mujer que lucha cada día por reestructurar su alma y su corazón…y eso me hace sentirme tan orgullosa de mí…

A medida que avanzo por mi sendero, siento como esas piedras, esas pesadas y dolorosas piedras,se empiezan a transformar en jazmines..divinos jazmines… mientras que escribo creo que puedo oler su hermosa fragancia…el peso de mis hombros es el mismo..lo és y lo será siempre…pero esos jazmines…lejos de desgarrar mi piel acarician mis heridas…y mi piel empieza ha renacer…

Jamás será la piel de antes, pués mis cicatrices las tendré para siempre, pero esta nueva piel está construida de realidad, de amor infinito, de deseos, de lucha, de esfuerzo…

Sé que habrán muchos días en los que me vuelva ha absorber la marea… Y retroceder una vez más a mi punto de partida…pero aquí sigo, y seguiré luchando mientras mi corazón siga latiendo…

Sigo por mí sendero, luchando para poder llegar a aquella cima… Sé que algún día…no sé cuándo… llegaré…

Y allí podré mirar al cielo respirar hondo y sentir como cada gota de oxígeno llena de paz mi alma…

Gracias umamanita, por ser una vía a la esperanza… Sé que cada testimonio que escribimos también es vuestro… Pués esta página fue creada desde el mayor dolor y amor absoluto… Pués vuestra pequeña Uma fué vuestra fuente de inspiración para crear este rincón cargado de amor…,de la misma forma que mi pequeña Noa es mi fuente de inspiración en cada una de mis palabras. Gracias!

Este es el relato de mi lucha, mi sendero, mi duelo…

Sólo os puedo mandar fuerza y todo mi apoyo incondicional…

No puedo terminar este escrito sin mencionar a mi niña mayor… Cloe… pués cuándo camino por mi sendero sin rumbo.. perdida..es ella la que me guía, cuándo sólo veo oscuridad..es ella la que me ilumina, y cuando siento que mi dolor es tan inmenso que apenas puedo respirar…es ella mi bomba de oxígeno… Gracias mi vida…

Por siempre y para siempre… nuestra pequeña estrella Noa…

 

 

lauraortizramos4@gmail.com