Maggie, mí eterno amor pequeño ?

Desde niña mí instinto maternal siempre estuvo presente y si de algo estaba segura era que quería ser madre, trate de hacer todo lo posible por hacer las cosas bien hasta que ése día llegara.. luego de muchos años en pareja con el hombre más bueno que conozco decidimos por fin tener un bebé.. desde que nos enteramos que venías en camino amada hija todo fue alegría, se movilizó la tierra , todos estábamos más que felices, sentía que todo el mundo me sonreía , el mundo de repente se había vuelto perfecto.. te amamos desde el primer día!
Los meses pasaban, los estudios y ecografía todo perfecto según los médicos. Hasta que un día los estudios ya no estaban perfectos como decían, algo no iba bien.. pensaban que tenía hipertensión y por esa razón mí pequeña no estaba creciendo, comencé a medicar me y a cuidarme muchísimo más, pero aún así todo comenzó a estar mal. Iba a la guardia del hospital continuamente y aún así nadie me daba respuesta de que pasaba, me decían q con la pastilla estaría bien q llegaría a termino el embarazo.. pero yo sabía que algo no iba bien..
Busque otra doctora y ella me derivó a otro médico especialista, el cual me dijo que había que hacer cesaría de urgencia ya que mí bebé estaba sufriendo. Yo a pesar q sabía los riesgos estaba aliviada ya que sentía q en mí cuerpo ella no estaba bien.
Mí tan esperada hija nació con 33 semanas y 970g.. no lloro solo se quejo , estaba azul y era muy pequeña.. la vi por dos segundos ya que no estaba respirando. Se la llevaron y me la intubaron.. mí esposo pudo conocerla y me mandó una foto de ella, y verla me rompió el corazón, su expresión era de dolor.. que hice mal? Porqué ella?.. pero tuve fe que saldría adelante y todo solo sea un recuerdo nada más
Que ilusa fui, vieron cuando algo malo sucede y piensas q no puede ser peor, pues si.. así fue.
Mí preciosa hija tan chiquita y tan valiente ella soporto de todo y aún así ella estaba a mí lado, yo día a día sentí que perdía fuerza pero aún así cuando la iba a ver solo pensaba en darle mucho amor, le cantaba y contaba cuentos ..
61 días vivió en el hospital, mí hija tenía Trisomia 18 ?. Lucho tanto y yo le pedía que descanse porque no podía soportar verla sufrir.. ella luchaba y yo sé que lo hacía por sus papis, ella sabía cuando la amamos. El día que murió mí hija estaba en mis brazos, la sostuve todo el tiempo y al verla irse como deseaba irme , no puedo describir el dolor.
Mí tan amada , deseada y esperada bebé tenía un síndrome tan doloroso, yo lo que más deseaba es tenerla conmigo toda una vida, sin embargo termine rezando q Dios para que la dejara descansar.
Hoy ya son casi tres meses que mí bebé abrió sus alitas, todos los días le enciendo una vela y beso su foto, cuesta levantarse de la cama , cuesta hacer todo , todo duele hasta respirar. Pase por muchas etapas de duelo, pero la culpa es lo que me acompaña todavía, ojalá uniera sido las valiente para mí hija, así como ella lo fue.
Todo ese deseo de ser mamá aún lo tengo dentro mío , pero ahora siento que no lo merezco.
Siento que no fui una buena mamá y que no tengo ese instinto que tanto pensé, ahora mí vida no tiene sentido y solo vivo por mí esposo. No quiero hacer el intento de seguir, pero lo hago. No quiero reírme y lo hago. Quiero llorar muy fuerte y a veces no puedo.
Le pido a mí bebé que me visite en los sueños pero aún no vino.
Me dijeron q el dolor jamás se va pero se aprende a vivir con eso..

Nuestra pequeña estrella Noa, 39+1, parte 4

Queridos papis y queridas mamis;
Me presento, soy Laura, mamá de Noa una bebé estrella como probablemente los bebés de todos los que estáis leyendo cada una de estás palabras…
Nuestra pequeña, se fue en la semana 39 de embarazo, pocas horas..pocos minutos…antes de que llegáramos al hospital para dar a luz…
Como para todos los papás que pasamos por esta tragedia fué el peor de los golpes, no existe dolor comparable con algo como esto… Y mientras nuestro dolor era insoportable, el mundo seguía girando, las horas, minutos y segundos seguían pasando… Aunque para nosotros nuestro mundo se destruyera ante nuestros ojos .. aunque las agujas de nuestro reloj que marcaban nuestras horas, minutos y segundos se clavaran en nuestra alma como cuchillos, desgarrando cada parte de nuestro ser…
Recuerdo que semanas después de aquel 13 de octubre de 2020, yo, buscaba desesperadamente leer el testimonio de alguna madre, algún padre… Que me diera un soplo de aliento, necesitaba leer que con el tiempo volvería a ser feliz, necesitaba saber que volvería a tener ilusión, que volvería a reír a carcajadas, que volvería a ser la que fuí, aún sabiendo que volver a ser la que fuí sería totalmente imposible…
Hoy, mis palabras van dirigidas a todos los papás y mamás que necesitan ese soplo de aliento que yo necesité…
Quiero deciros, que poco a poco vuestra alma se irá reconstruyendo, es un proceso que lleva su tiempo, pues a día de hoy por momentos, la vuelvo sentir destruida, pero eso es algo que por desgracia llevaremos con nosotros hasta el día de nuestra muerte…
Por supuesto que volveréis a reír a carcajadas, porque pasado el tiempo empezareis a volver a sonreír y así un día y otro, un paso tras otro, hasta que el día menos esperado, por la tontería más grande.. reireis sin poder parar!
La ilusión… Pues claro que sí! Una vez más, con el mencionado tiempo… Empezareis a ver las cosas desde otra perspectiva, y empezareis a tener ilusión por cosas que quizás jamás habiais pensado
Para mí fue imprescindible aprender a ver la perdida de nuestra pequeña desde el amor y no desde el dolor, pues esa es la única manera de dejar que el tiempo cicatrice nuestras heridas, transformar el dolor en amor…
Pensando en ella con todo el amor que tenía guardado y que se lo doy con cada pensamiento precioso… Mientras escribo,mi alma de llena de paz, y es una sensación que probablemente personas que hayan tenido de suerte de no pasar por esto… Jamás puedan entender, siento como mi alma crece…
Vivir el aquí y el ahora, son palabras que no paraba de repetirme una y otra vez cuando mi cabeza empezaba a martirizarme con recuerdos y momentos que sólo me hacían daño…
Aprendiendo el significado de la resiliencia…
Teniendo paz al saber, que el día que mis ojos se cierren para siempre será mi niña la que venga a buscarme..
Volví a ser mamá de un pequeño príncipe en 2021, mi bebé arcoiris… porque esto nos haya sucedido…jamás debemos perder la esperanza… Para nada os diré que fué un embarazo fácil… pues tenía miedo…hasta que no tuve a mi pequeño entre mis brazos llorando, ese temor, estuvo conmigo… Pero aquí está! Con 8 meses y echo un precioso muñeco…
Tengo tres hijos… Cloe, Noa y Samuel, y ellos son el motor que me impulsa cada día a levantarme y sonreírle a la vida
Deciros, que conseguí mirar al cielo, coger aire, y sentir como cada gota de oxígeno llenaba de paz mi alma…
…Por siempre y para siempre…
…Nuestra pequeña estrella Noa…

Nuestras Estrellas y Puntitos Fugaces

Son casi 8 meses desde que nuevamente experimentamos este dolor, y si, es verdad que es la tercera vez. Es increíble como cuesta tanto redactar estas líneas, como tratar describirlo sin al menos humedecer nuestras almas y nuestros corazones. Y a pesar de todo, aquí seguimos ambos, a veces buscando nuevos caminos tanto por separado como en conjunto, aquí seguimos viviendo y agradeciendo todo lo que sentimos desde el momento en que supimos que venían a nuestro encuentro, del momento en que fueron concebidos. Agradecemos cada alegría y abrazo que nos dimos en su nombre, cada cuidado y esperanza que nos trajeron con su sola presencia en el vientre de mi amada. La concepción fue solo el comienzo de estos lindos momentos, las caminatas, canciones, locuras y consultas médicas que vimos, las luces y buenas vibras que recibimos, agradecer a uds Mi Bella e Iluminada Estrellita, a los Puntitos Fulgurantes, a ustedes hermosos hijos, que aunque jamás les sentimos siquiera sus latidos, sabíamos que eran nuestros y nos habían elegido para guiar nuestra vida y mostrarnos cuan fuertes y resilientes éramos. Sabemos que no podremos graficar nuestros sentimientos, sabemos que no podremos jugar, mimarlos, consentirlos, acariciarlos ni enseñarles como ser una personita de bien, pero también sabemos que toda nuestra vida los recordaremos con el mismo amor que sentimos desde que llegó ese bendito test positivo que decía ” Serán Padre y Madre”, desde allí y para siempre.

Aunque cuesta mucho, les decimos desde aquí y hasta la eternidad que buscaremos sus manitas cuando lleguemos a ese lindo y merecido encuentro, que con sólo verlos los reconoceremos, y que juntos estaremos como la Linda Familia que somos.

Mi Pequeña Estrellita, tan vigorosa, dulce y brillante como su Mami, Mis pequeños Puntitos, tan Enérgicos y llenos de amor como cada uno de nosotros, les gritamos a todo pulmón, “Los Amamos, nos enseñaron que el dolor más fuerte es aquel que no se ve siquiera, que solo se siente y aunque quema todo, nos insta a luchar por ayudar a quienes más lo necesitan, desde animalitos hasta pajaritos, porque en cada gotita de agua y cada miguita de pan que llevamos, va un pedacito de ustedes a ellos.

Hasta siempre hijitos nuestros, muchas gracias por limpiarnos desde adentro y les prometo que nos volveremos a encontrar.

Besitos al cielo, sigan iluminando nuestro andar.

Con amor eterno,
Sus Padres
??♥️