Mi bebé Bruno 💜

No sé bien por dónde empezar, estaba en mi semana 36+1, mi embarazo fue mágico, sin ninguna complicación, todo iba perfecto…el miércoles 27/04 me había hecho una ecografía Doppler y todo estaba súper bien, Bruno estaba en posición para intentar un parto vaginal (yo había tenido anterior una cesárea) pero mi doc me dijo que lo íbamos a intentar.
El viernes 29/04 me levanté, prepare a mi hija de 3 años para el colegio y senti a Bruno raro, no se movía como todos los días…había hecho algunos movimientos y había tenido hipo, Suponiendo que tenía poco espacio ya que me faltaba 3 semana sdgui con mi rutina. Comí un chocolate hizo un movimiento brusco y me quedé “tranquila”. En la siesta cuando llega su papá de trabajar nos recostamos, tuvo hipo y se movió apenas no como solia hacerlo, más tarde ya con nervios le digo al papá que lo notaba raro que sentía que estaba diferente y ahí nos fuimos a la guardia. De camino dejamos a mi pequeña de 3 años con su tía y primas.
Nunca pensé lo que vendría después…
Llegamos, monitoreo y lo veía en sus caras, algo no estaba bien.
Ahí mismo me dijeron que los latidos de Bruno eran muy bajos que había que hacer una cesárea de urgencia. Me puse nerviosa, tenía mucho miedo, ahí mismo me pasaron una vía, me desvistieron y me llevaron al quirófano. Todo el tiempo preguntaba por mi esposo y mi obstetra,
Mi doctor venía en camino, mi esposo teniendo en cuenta la gravedad dea situación y sin nosotros ser concientes de lo que sucedía yo estoy segura que lo demoraron con pepelerias para que no presenciaria terrible dolor, lo hicieron pasar después cuando a mi me estaban ya suturando.
Recuerdo como si fuera ayer, la desesperación de las doctoras de querer hacer nacer a Bruno con vida, no esperaron ni que la epidural hiciera efecto, sentí cada corte y senti como me partieron al medio por intentar que naciera con vida. Lamentablemente Bruno tenía vuelta de cordón en su cuello y eso había producido su muerte.
En medio llegó mi obstetra que me sostuvo junto con mi esposo la mano, me sentí totalmente acompañada por todo el personal, lo único que puedo rescatar de este horror que me tocó atravesar.
Ya suturada y con mi esposo en el quirófano mi obstetra nos preguntó si queríamos ver a nuestro bebé, los dos dijimos que no, pero el nos insistió y nos pidió que lo pensemos, nos dijo que el primero lo iba a ver y si creía que estaba en condiciones para que nosotros lo veamos y no nos quedemos con una imagen triste, y que con sus más de 40 años de trabajo el creía que verlo era conveniente para que nuestro duelo sea más llevadero y no nos quedaremos con sentimientos feos, que el nos aconsejaba verlo. Cuando lo vio escuché que dijo “no, chicos tienen que verlo, es un ángel precioso” le dijimos que lo traiga, así con todo su amor el lo cargo y cuando se acercó nos dijo, tiene un color violacio por la hipoxia pero es un muñeco.
Cuando lo vimos, era realmente precioso, le toque su piecito, todavía calentito, ese calor que sentí durante los casi 9 meses que lo tuve en la panza, yo entre el shock realmente no recuerdo con detalles su carita pero si el color, que para mí lejos de ser por la hipoxia era un violeta de transmutación, de convertirse en un ángel, en nuestro ángel.
Mi esposo dijo que era igual a su hermanita, hermoso, su boca chiquitita su cara redondita. Hoy solo tengo palabras de agradecimiento para con mi Obstetra, que fue un ángel que más allá de su profesión tuvo la calidez humana de acompañarme, hablarnos a mi esposo y a mi y a trasmitirme dentro del caos de mi cabeza la tranquilidad de que no fue responsabilidad mía, que yo había hecho lo que tenía que hacer, sentirlo raro e ir a la guardia. Nos hablo tanto tanto, de acompañarnos, de transitar esto juntos y fortalecernos, hasta nos hablo de “la petiza” como la llamaba el a Lucía que la conocía porque además de hacerla nacer, nos acompaño a cada consulta.
Llore mucho, me hice mil preguntas, me cuestione no haber actuado antes, me llene de bronca y tengo días en los que me consuelo con pequeñas cosas y con lo más importante que tengo a Lucia que no me deja caer y que se puede estar peor, hay padres que les sucede con su primer bebé y vuelven y el vacío se siente aún más.
Los dos días de sanatorio se me hicieron eternos, solo quería volver a casa a estar con mi hija y mi esposo, hoy ya pasaron 14 días y no se realmente como se sigue, mi hija es mágica y me da fuerzas, por ella es que intento levantarme y salir, empezar de a poco a retomar mi rutina, una rutina que toda estaba proyectada con Bruno y Lucia. Y hoy todo me recuerda a él, me miró al espejo y no tengo panza y tampoco a Bruno.
En mi vida había sentido un dolor tan grande.
Lucia sabe que su hermanito está en una estrella cuidandonos, los niños lo naturalizan desde un lugar más amoroso y su dolor lo transitan de forma diferente.
Hoy su risa me salva, y se que tengo que transitar esto para que la angustia se vaya de a poco y así recordar a Bruno desde el amor y pensar que me regaló casi 9 meses de el dentro de mi. 💜

André mi angelito de la guarda

Llegaste a mi vida un 18 de abril del 2022, disfrutamos mucho esos 9 meses tu papá, tu y yo, cada mes lo disfrutábamos al cien, el ir a verte en los ultrasonidos, ver crecer mi pancita, sentir todos tus movimientos dentro de mi, nos hicimos una sesión de fotos increíble, todo era maravilloso, tu llegada era tan deseada por tus papás, tus abuelitos, tíos, todos te ansiábamos mucho mi amor.
Hasta que llegó el día de tu nacimiento, un 18 de abril, estábamos tan nerviosos y ansiosos por ver tu carita y escucharte, que ilusa fui al pensar que todo sería así, nunca imaginé que todo fuera cuesta abajo, al nacer no llorabas, estabas con tus signos vitales pero no llorabas, sabíamos que algo no estaba bien, nunca te atendieron a tiempo, te dejaron sin atención 5 hrs aproximadamente, cuando ya te atendieron ya era muy tarde mi amor, ya estabas en una situación crítica, todo fue empeorando y empeorando tan rápido, hasta que decidiste partir de nuestro lado un 20 de abril del 2022, cuando llegue y me dieron la noticia fue un vacío y un dolor inexplicable dentro de mi, mi corazón estaba desecho, nunca imaginé que las cosas fueran así, aún me sigo preguntando el por qué de las cosas, cierro los ojos y veo tu carita tan bonita, tus pestañas grandes, el color de tu cabello y tu piel…. Siento que nunca encontrare las fuerzas para seguir después de esto, quisiera cerrar los ojos y estar contigo, a tu lado, cuidándote, abrazándote, dándote tanto amor, mi dolor emocional supera muchísimo al físico, jamás encontrare la fortaleza para estar sin ti mi amor, se que me cuidas desde arriba y estas conmigo, solo espero algún momento para volver a verte, cargarte nuevamente y darte mucho amor como siempre quisiera hacerlo.
Un beso hasta el cielo andré siempre serás mi pequeño bebé.

Gracias mi estrella Érika por todo

Desde un 9 de marzo de 2022 una nueva estrella brilla en el cielo, y tiene nombre propio: Érika.

Mamá y papá saben que desde el cielo y para siempre estarás cuidando bien de nosotros, porque algún día los tres estaremos de nuevo y, que, por entonces esa vez, el destino no podrá arrebatarnos ese momento.

Queremos escribir este testimonio para darte las gracias mi princesa, por habernos regalado las cosas más bonitas que nos han sucedido en nuestra vida.

Nos has regalado 9 meses de embarazo preciosos, cargados sonrisas, de ternura, de momentos inolvidables de amor, de sueños, ilusiones y proyectos.

Mamá y papá están tan unidos que uno depende del otro, porque se han dado cuenta que siempre estarás con ellos porque cuando se miran mutuamente a los ojos, también te están viendo a ti.

Tu estrella brilla cada noche ahí arriba y nos ha guiado para marcarnos el camino del resto de nuestra vida.

Estamos muy orgullosos de ti. Después de las 40 semanas te tuvimos muy cerca, aunque el destino quisiera que en el hospital, poco antes de que nacieras, tú corazón dejara de latir.

Gracias por sentirte, llenarnos la vida de esperanza y por luchar cada día con todas nuestras fuerzas por recuperar la ilusión que tú misma nos has dado.

Cada mañana, y cada noche, mamá y papá dan un beso a la puerta de la que iba a ser tu preciosa habitación, y que ojalá algún día podamos abrir de par en par para tu hermano/a.

A todas las familias que hayan pasado o pasen una situación similar, por favor, no rendiros, sacar todo lo positivo que habéis sentido y quedaros con lo positivo.

Érika te amamos.

Papá y mamá.

Mi pequeño Nabiel

Hoy tendrías ya 17 días con nosotros pero no es asi, moriste dentro de mi 2 semanas antes de conocerte y así me siento, muerta por dentro, buscando un porque o si hubiera hecho esto, estarías conmigo en este momento,sintiendo un dolor que parece irse por momentos, pero que sigue presente y no se como desaparecerlo, como despertar de esta pesadilla. Extrañaré tus patadas que no me dejaban ni dormir y quedo con la esperanza de verte pronto cuando Jesús venga. Te quiero mi niño.

Por siempre tu mamá…

Lunes 28/02/22.. hace apenas 22 días decidiste nacer… adelantando la fecha en la que habíamos programado tu llegada.. llena de miedos y preocupaciones agarre mi bolso y con mami nos fuimos al sanatorio.
Estaba preocupada porque la cuna aún no había llegado, tampoco el colchón y no habíamos terminado de organizar varias cosas…
Igualmente el gran día llego, estaba emocionada y asustada al mismo tiempo, después de todas las preparaciones y una vez en el quirófano empieza la cirugía, al ratito escucho tu llanto por primera vez… fuerte y vivaz, diciendo acá llegué mamá!!… te acercaron a mi rostro y al besarte te calmaste… había que vestirte así que te llevaron a hacerlo… yo estaba ansiosa por sostenerte y quería que terminen para poder ir a la habitación y estar con vos.
Llegué a la pieza y ahí estabas, con la abuela, tan hermoso… de todas las veces que te había imaginado, jamás lo había hecho tan hermoso… (se que todas las mamás dicen lo mismo)… Te abrace y me enamoré inmediatamente, esa noche no dormí…te miraba y cada vez que vos lloraba quería tenerte en mis brazos…pero tampoco quería malacostumbrate… por ello me aguantaba las ganas… cada hora que pasaba estabas más incómodo y empezaste a no querer comer…

Que te pasa Ezequiel?? Era lo único que te decíamos… esa noche pasamos pendiente a lo que querías .. yo sin poder moverme, sin poder pararme y alzarte cada vez que quería, sin poder meserte… no pude darme cuenta que algo no andaba bien…
A la mañana siguiente viene la pediatra a hacer su ronda de rutina… te empieza a revisar y se da cuenta que algo no andaba bien… yo le cuento cómo pasamos la noche… y me dice: Dai me lo voy a llevar a hacer estudios!.. bueno le respondí… y ni un beso te di… porque no me imaginé que iba a ser la última vez…
Paso una hora y fui a buscarte a la Neo.. o por lo menos eso creía yo…. Abren la puerta de la Neo y me dicen: Daiana tenemos que hablar con vos! Cuando ví sus miradas me di cuenta que no eran buenas noticias, pero jamás pensé que esas noticias eran tan graves… pase a verte y ya estabas entubado, con catéteres por todos lados… las piernas se me aflojaron y no podía dejar de llorar… no podía comprender que estaba pasando? Porque te pusieron todas esas cosas? En ese momento me olvidé de todo lo que había aprendido en medicina… la única solución era que llegues a Bs As dónde debían operarte.. hicimos todo lo posible para que puedas viajar… de a ratos me decían, Daiana cuidado con tu cesárea? Anda a descansar! Vos vas a viajar con el? … Y ahí entendí de que se trataba el amor de una madre a un hijo… sentía dolor… pero más me dolía ver a mi hijo así … no me importaba estar sentada en un banco de madera mientras te atendían… me cambiaba de posición cada vez que el dolor se acentuaba… pero yo debía estar ahí… a pesar de todo lo posible que se hizo y como nos habíamos organizado para acompañarte hasta Bs As… tu corazón no resistió… entro a la UTI de la Neo y veo 3 médicas frente a tu incubadora, al verme entrar me miran y lo supe antes de que me lo digan… Daiana no se escucha más el latido de su corazón.. querés que lo desconectemos para alzarlo? … Asentí con la cabeza porq no me salían las palabras… me pidieron una manta, te envolvieron… me senté en una silla y te pusieron en mis brazos… te bese y acaricie tanto como me fue posible… espere hasta el último minuto con la esperanza de que vuelvas a mi… te despidieron los abuelos… y nos fuimos…
Y ahora? Cómo se sigue sin vos?
Llegar a casa, ver tus cosas por toda la casa…
Esa noche cenamos en silencio, los abuelos y yo, aún estábamos sin entender lo que había pasado.
De todas las preocupaciones tontas que tenía, jamás pensé en volver a casa con los brazos vacíos…
Como madre primeriza escuché historias de que no se duerme, de que las ojeras llegan al suelo, de que es una experiencia preciosa y a la vez extenuante; pero nadie nadie me habló de que al salir del hospital debería aprender a maternar en el cielo.

El 02/03 fue el día en que partiste y una parte de mi lo hizo con vos, a partir de ese momento me convertí en una madre de brazos vacíos, en la que cada día es diferente, que debe aprender a continuar en esta tierra sin tenerte físicamente a su lado… que está aprendiendo a maternar desde el corazón.
Porque si… si soy madre… la diferencia es que mi hijo…mi Ezequiel, está en el cielo… así como muchas mujeres que perdieron a su hijo mientras lo gestaban, que nacieron sin vida o que partieron al poco tiempo de nacer… todas somos madres y eso se debe respetar… cada dolor… y saber que el mismo amor que sienten por sus hijos, al cual pueden abrazar y ver crecer… nosotras sentimos por los nuestros.

Cómo te digo todas las noches: Mamá te ama Ezequiel!!

MI PEQUEÑO FAUSTINO

El 27 de enero de 2022 mi corazón dejó de sentir como sentía. Falleció mi bebé.
Les cuento brevemente, mitad de junio de 2021 me hice un test y salió positivo.
Mi pareja y yo, no podíamos más de tanta felicidad.
Empezaron los controles, las ecografías, todo iba perfecto. Mi bebé iba creciendo fuerte y sano..
Estábamos ya en las 34 semanas cuando en la ecografía todavía se notaba que estaba de cola, entonces mi médico me dijo que si para las 36 semanas seguía igual íbamos a ir a cesárea para las 38.
Entramos en las 36 semanas, el martes 27 de enero me hacen un ultrasonido, mi gordo estaba perfecto, pesaba 3kg pero seguía de cola. Ahí directo a hablar con mi médico que me dijo que íbamos a programar la cesárea para el 8 de febrero.
Llega el miércoles 26, en la noche rompo bolsa. Salimos corriendo al hospital, con miedo y ansiedad, pero a la vez felices de que en poco tiempo mi bebé iba a estar conmigo.
Cuando mi médico va a escuchar su corazón, no lo encuentra. Me dice “flaquita, no hay latidos” fue el momento más horrible de mi vida .
Mi gordo tenía 2 vueltas al cordón, y se había quedado sin oxígeno.
Me hicieron cesárea de urgencia ..
Hoy, hace un mes y 7 días que ya no soy la misma. Hoy, me duele el alma como todos los días. Siento que no voy a poder con tanto dolor.
Trato de buscar explicación,y no la encuentro…
Solo espero, que él me de las fuerzas para poder seguir.
Mi vida, mi príncipe, te voy a amar hasta mi último día.
Ya nos vamos a encontrar …

CARTA PARA EL CIELO

Pérdida perinatal : se llama así a la muerte de un bebé todavía en el vientre materno; eso en la teoría claro porque en la práctica yo lo describirá de una manera muy diferente…lo describirá más como que….te arrancan un trozo muy grande de tu corazón y te obligan a seguir viviendo sin él,así sin más, se va y …. ¿como se hace ? Aún nolose supongo que el tiempo nos lo acabará diciendo. Pero desde luego aquí el único protagonista de todo está historia eres tú; me demostraste tanta valentía mi vida…..mi pequeño,mi hijo….  luchaste hasta el último segundo, con todas tus fuerzas hasta que no pudiste más y decidiste descansar…sueño cada día contigo , como me hubiese encantando demostrarte el amor de otra manera, como me gustaría poder dar marcha atrás en el tiempo y pararlo justo el día antes de ese maldito 12 de Enero….ese dia tan injusto que decidió arrebatarte la vida tan grande pero a la vez tan pequeño….jamás pero jamás y eso tenlo muy claro te vamos a olvidar , eso es imposible mi bebe,  tu tienes el lugar en esta familia el lugar que te mereces,papa y mama siempre te recordaran como esa gran estrella , y tu hermano te tirará el beso todas las noches como estamos haciendo hasta ahora , te lo prometo.Pero ese momento…Tuvo que llegar, tuvo que llegar  para que la noche jamás volviese a ser oscura, para que tu nos iluminases el camino, para darnos un hijo y un hermano estrella , y para seguir enseñándonos la lección de que el  amor se demuestra de muchas maneras. Pero la pena la rabia y la impotencia nos llenan el pecho,  no te tocaba a ti ese papel , ese papel de protección era nuestro tú te merecías todo ese amor , tu te merecías toda esa protección y seguridad…..y eso es lo que me parte el alma . Asique con toda esta rabia toda esta impotencia toda esta pena , pero también con todo este gran  amor que se que con el tiempo estará por encima de todo los sentimientos oscuros de los cuales no tienes la culpa ,te damos las gracias , nuestro bebé siempre en lo más alto !! Una vida eterna de mi bebe , una alma pura .TE AMAMOS PAPA MAMA Y TU HERMANITO.

Nuestra estrella latente

Somos Iuliana & Javier,

Nuestro bebe ha nacido en el Hospital Universitario De Fuenlabrada el día 31 de enero 2022, con 4 meses y en el mismo día subió al cielo. Fue un parto natural, una semana de lucha por una rotura de bolsa de liquido amniótico.
Queremos compartir con todos ustedes un cuento escrito por nosotros. Como madre, me gustaría transmitir a otras madres y padres que la perdida de un hijo (independiente de la edad), es un vacío que nunca se volverá a llenar, que no hay preguntas correctas ni respuestas que valgan en estas situaciones, tampoco hay palabras dé consuelo pero si, creo que podemos y debemos de seguir adelante, sanar las heridas, volver a confiar en el proceso de la vida y nunca jamás perder la fe. Un abrazo sincero de una madre, para otr@s madres/ padres.

Nuestra estrella latente

Había una vez una pareja muy feliz que tenía un deseo tan grande, tan grande, que llegaba hasta al Sol.
Un día, el deseo de ser padres se convirtió en realidad y la alegría, el amor y la ilusión crecía día tras día en sus corazones y su hogar. Durante cuatro meses, la atención de la pareja se centró en una sola frase “una nueva vida está por llegar”.
Pero una noche de invierno, alguien toco a la puerta. Era la incertidumbre acompañada por la negación y el dolor. Venían a darles una mala noticia: Las cosas se complicaron y el alma que estaban esperando, pronto pondría fin a su viaje.
¡La mujer rápidamente cerró la puerta a la negación, no quería aceptar esa aterradora noticia! Pero la negación se negó a irse y permaneció esperando en la puerta.
El hombre sacudió de los hombros a la incertidumbre y le suplico que le diga que en unos días todo iba a estar bien, que solo necesitaban un poco más de tiempo para que el niño que estaban esperando esté fuera de cualquier peligro, pero la incertidumbre se negó a darle una repuesta.
Entonces el dolor, abrió sus brazos para acoger a la pareja durante varios días, mientras el corazón del niño seguía latiendo.
La tristeza que sentían apenas la podían soportar, pero en esos momentos bajo la apariencia de dos personas llegaron dos ángeles, la matrona Alba y la ginecóloga Silvia, abrieron las alas y sujetaron durante todo el proceso a la querida pareja para que aun pudieran permanecer fuertes y unidos hasta al final.
Y así sucedió, después de una dolorosa semana, el niño nació y los dos ángeles: Alba y Silvia sacudieron sus alas muy fuerte y de un chispazo el niño subió al cielo y se convirtió en la estrella más latente y brillante que jamás existió.

La noche que perdí a mi bebé

La noche que perdí mi bebé

La prueba positiva me devolvió la esperanza, me hizo sentir directamente especial para Dios, sentí que nos daba la oportunidad de oro y el susto me invadió y la negación también, seguida de una prueba de sangre para esperar una semana más a que mi médico privado me revisara, en medio de eso la duda si dar la noticia o no, pero la emoción y alegría dominaba más y lo que revonfortaba era la reacción y el cariño de la gente cercana, la alegría real que sentían por nosotros pero algo pasó en el momento en el que llegaron las manchas cafe y la punzadita en el ovario, siguiendo esperanzados esperamos la llegada del doctor el lunes, pero justo el día antes las muestras se hicieron más frecuentes para el propio dia en la mañana ver sangre en mi orina, qué seguía? Salir para la clínica y esperar a ser atendida para después recibir un no porque lo ideal era ir al hospital! Para mi sorpresa todos fueron especiales y colaboradores, mientras esperaba vi a una niña de 12 años con su pansa de embarazada una pareja viendo fotos de au ultrasonido y me sentí realmente mal por estar en la situación que estaba, luego esperé un poco más, pero después de la prueba HCG no alcancé el promedio para el ultrasonido, debia regresar en 48 horas, nos retiramos esperanzados porque al fin a las 6pm iba a ver a mi doctor, me peine y maquillé pensando en que iba a conocer a mi bebé pero la historia fue otra y terminé viendo su saquito en el basurero, me siento mal porque perdí a mi amiguita y mi compañera pero gané a un esposo maravilloso y Dios me recordó lo especial que soy para la gente que me rodea!

La breve historia de mi vida

Hola buen día a todos mi nombre es Ángeles,la primera vez que que de embarazada tenía 14 años y si,no termino bien,fue aborto espontáneo y yo creí que era mi periodo,mi ex suegra mi dijo que no por qué yo no sabía nada sobre el tema,de ay en adelante mi relación no fue la misma pues me culpaba toda la familia,después alos años tuve una bebé,algunos años despues me volvió a embarazar y el bebé murió en mi vientre una semana antes de nacer solo supe que era un niño,pasados algunos años perdí otro bebé de la misma forma está fue una niña,realmente no pongo mucha información para r que bloquie recuerdos para poder seguir adelante con mi vida y alejarme de personas que no saben el por qué de las cosas y me culpaba de todo sin saber que yo no quería eso,jamás decidí yo que fuese así,pase bastante tiempo sin hablar del tema,el médico en la última vez que pasó me provocó un parto el dijo que quería que yo pudiese tener otro hijo y con el tiempo lo tuve el hoy tiene 5 años,lo que me impacta es como existen personas que ya vienen desafiandolo todo y con muchas ganas de vivir me puse el dispositivo y al año estaba embarazada y cuando me realizaron el eco el bebé estaba bien y el dispositivo ya lo avía expulsado hoy mi bebé tiene año y medio y yo te a me opere,hoy entiendo qu qué es n te ama está a tu lado pase lo que pase y que el hecho de que los demás opinen sobre tu vida no quier decir que es verdad,solamente yo se la verdad de mi vida,prefiero pensar que Dios me devolvió a mis bebés,tal vez en aquellos momentos no eran los indicados o tal vez yo no estaba pr parada,al día de hoy eso ya no importa,Lo importante es que hubo un final feliz al final del túnel,que mal que el peor enemigo de una mujer sea otra mujer,que una mujer necesite violentar a otra para sentirse bien con ella mismas,ojalá esto que comparto pueda servir a otras personas y que sepan que no están solas y que a muchas personas nos a pasado algo similar