Los movimientos de tu bebé durante el embarazo

 

Hemos creado este cartel en castellano sobre los movimientos del bebé al final del embarazo, puedes descargarla AQUÍ.

¿Por qué los movimientos de mi bebé son importantes?

Los movimientos de tu bebé se consideran un claro indicador de su salud;  son una manera (consciente o inconsciente) de comunicar su estado de bienestar contigo y/o con el mundo exterior. El patrón de movimientos, la fuerza y la frecuencia son únicos para cada bebé. No hay una única manera correcta

Aproximadamente la mitad de las mujeres cuyo bebé falleció advirtieron que los movimientos de su bebé habían, cambiado, disminuido o se habían detenido. 

¿Cuándo sentiré los movimientos de mi bebé y cómo son los movimientos?

El momento de empezar a percibir los movimientos de un bebé es distinto para cada mujer. Depende de bastantes factores:

  • Si  eres primeriza o no. Si este no es tu primer bebé es posible que sientas los movimientos antes que el/los embarazos anteriores.
  • La posición de la placenta.
  • Tu masa corporal (si eres muy delgada o por el contrario más corpulenta). 

Es posible que algunas mujeres noten los movimientos de su bebé a partir de las 16 semanas, aunque lo habitual es que entre la semana 18/24 la mayoría de mujeres ya perciban estos movimientos. A partir de las semanas 24/26 la madre suele tener claro el patrón de movimientos de su bebé de manera rutinaria. Aunque conforme avanza la gestación puede cambiar y observarse un patrón de mayor fuerza de los movimientos al anochecer, lo que es común durante la útlima etapa del embarazo. 

Los movimientos del bebé pueden describirse como patadas, agitaciones, meneos o contoneos, suelen tener un ritmo cicardiano, es decir, que se repiten de forma similar a lo largo de las 24h, todos los días.

Es importante que conozcas cómo es el patrón de movimientos de tu bebé, su fuerza y su frecuencia: si la actividad tiene lugar más a lo largo del mañana, de la tarde o la noche, así como su fuerza y frecuencia. Pero es importante recordar siempre que si sientes que algo no va bien, o los movimientos de tu bebé son diferentes, has de contactar con tu matrona de referencia o bien acudir al hospital. Confía en lo que sientes. No te preocupes por la idea de acudir al hospital de manera innecesaria, incluso en tiempos de pandemia. Si un/una profesional te hace sentir mal por requerir una consulta, no está haciendo bien su trabajo.  

Si aprecias un cambio en la fuerza o la frecuencia en los movimientos de tu bebé, no esperes al día siguiente para acudir al hospital o contactar con tu matrona. Esta variación puede definirse de varias formas, desde una reducción de sus movimientos hasta una percepción de un episodio de movimientos muy repentinos (e inusuales) con mucha fuerza (como “alocados o salvajes”).

¿Los bebés dejan de moverse al final de embarazo?

Los bebés no dejan de moverse al final del embarazo por falta de espacio o porque estén encajados. Aunque la naturaleza de los movimientos de tu bebé puede cambiar debido al espacio restringido al llegar a términono se considera normal una reducción de su frecuencia o fuerza.

Seguirás sintiendo los movimientos de tu bebé durante todo el período de gestación e incluso durante el trabajo de parto.

¿Si siento un cambio en los movimientos de mi bebé quiere decir que está enfermo/a?

Si tu bebé se mueve menos, puede indicar que le ocurre algo, pero lo habitual es que todo esté bien.

Por si solo, un cambio en su movimientos no es información completa sobre cómo está tu bebé, por eso es importante que te valora una matrona/ginecóloga. Muchas mujeres acuden al hospital porque están preocupadas por los movimientos de su bebé y finalmente todo evoluciona con normalidad. Pero en definitiva es importante acudir al hospital si sientes un cambio en su movimiento. 

¿Qué sucede si vuelvo a sentir un cambio en los movimientos?

Si vuelves a percibir un cambio en el patrón de movimientos, no dudes en volver al hospital. Aunque en los controles todo haya salido bien, confía en tu instinto, contacta con tu matrona y/o solicita que te hagan otra revisión.

¿Puedo usar el detector de latidos fetales que tengo en casa para averiguar si mi bebé se encuentra bien? 

No. Si adviertes un cambio que te preocupe en la frecuencia o fuerza de los movimientos de tu bebé, no uses un detector de latidos fetales para valorar su bienestar. No se trata simplemente de escuchar que su corazón late, sino de poder valorar su bienestar global, algo para lo cual están formadas las matronas. 

¿Puedo esperar a la mañana siguiente?

No, siempre es mejor acudir a tu matrona/ hospital en el momento que precibes un cambio o sientes que algo no va bien, no esperes a mañana. Tampoco es necesario esperar a poder tumbarse y contar un número determinado de movimientos. 

Aunque tengas una cita programada para mañana, o acabas de tener una cita de control, si tienes cualquier duda acude a tu matrona/hospital.

¿Me espero a tomar algo dulce o frío para ver si se mueve?

No. Hay que consultar de inmediato sin necesidad de que intentes estimular el movimiento de tu bebé de ninguna manera, ya sea comiendo algo frío o dulce.