Cajas de recuerdo de Umamanita para uso en hospitales tras una muerte perinatal

Tesoros para todo la vida

Según las buenas prácticas tras una muerte perinatal, aquella que se produce entre la semana 14 y el embarazo a término o poco después del nacimiento, es fundamental ofrecer a madres y padres la posibilidad de guardar objetos como recuerdo del bebé o de su paso por el hospital.   

En esta página, exponemos nuestro proyecto de preparación y entrega de cajas de recuerdo para su uso en hospitales.

La importancia de los recuerdos tangibles y las fotografías 

El apego maternal y paternal empieza muy temprano durante el embarazo. La identidad social, tanto de la madre y el padre como del bebé, empieza a formarse durante las interacciones con la familia, en la comunidad y con el personal sanitario.

Así, durante el embarazo, es habitual referirse a “mamá y papá”, las ecografías se han convertido en rituales sociales y muchas familias se preparan con antelación, por iniciativa propia o porque se las anima a hacerlo, con la compra de la cuna y el carrito, cambiando de coche, casa etc., todo por y para el/la bebé que viene.

Os toca hacer en 24 horas lo que otros padres hacen en toda una vida” 

Matrona a los padres de Malen

Cuando ese bebé fallece, todo cambia. Las madres y padres suelen experimentar un dolor profundo y prolongado en el tiempo. Sin embargo, la sociedad le suele restar importancia: sus identidades de mamá y papá en relación con el/la bebé que falleció no se reconocen, su duelo es negado o desautorizado y carecen del apoyo social necesario para un proceso de duelo normal.

Ayudar a madres y padres a guardar recuerdos físicos (fotografías, huellas de manos y pies, un mechón de pelo, etc.) es una de las buenas prácticas recomendadas en las guías de actuación más reconocidas.

Estos recursos pueden ayudar a la familia en el proceso de duelo, a mantener una conexión con su hijo o hija y a darle una identidad social en su entorno comunitario y familiar.

Es cierto que, en España, existen barreras culturales que influyen en cómo los profesionales sanitarios e, incluso, en cómo las familias acogen la práctica de la creación de recuerdos. No obstante, las evidencias que tenemos de las experiencias de las familias y los profesionales en España con estas prácticas son muy positivas.

Por otra parte, muchas de las familias que salen sin ningún recuerdo físico o solo con uno, vuelven al hospital a buscar fotos que, en la mayoría de los casos, solo se tienen de la autopsia, así como huellas, ecografías, etc.

Implementar un proyecto de cajas de recuerdo en su hospital puede ayudar a que todas las familias tengan las mismas posibilidades de que su hija o hijo fallecido forme parte de su narrativa como madre, padre, hermano/a, abuelo/a, etc., que forme parte de su familia y que la sociedad lo acepte como tal, siempre y cuando la familia quiera y de la manera que quiera.

Las Cajas de Recuerdo de Umamanita

Para ayudar a fomentar la práctica de ofrecer objetos de recuerdo y fotografías a madres y padres en los hospitales españoles, en Umamanita hemos creado nuestras propias cajas de recuerdo, compuestas de objetos, recursos y folletos informativos.

Lo que se pretende conseguir con las cajas de recuerdo, no es que las familias salgan del hospital con “al menos” un recuerdo, sino que se lleven el máximo número de recuerdos que deseen.

Las Cajas de Recuerdo de Umamanita tienen una dimensión de 40 cm x 30 cm x 8 cm y contienen documentos informativos y objetos que ayudarán a aprovechar el tiempo que las madres y padres elijan pasar con su bebé, para cuidar de él/ella y crear recuerdos.

Objetos de recuerdo y recursos en las cajas:

  • Manta y gorrito tejido a mano por voluntarias; existen dos tamaños de manta, un saquito para bebés pequeños o una manta cuadrada para bebés más grandes. 
  • Un pañal
  • Dos ositos de peluche pequeños que podrán acompañar al bebé mientras esté con sus padres; uno puede dejarse con el/la bebé y el otro puede llevarse a casa 
  • Dos colgantes de mariposa y estrella
  • Un kit de toallitas sin tinta para hacer huellas, con su hoja explicativa sobre el uso de las toallitas, para que los padres, con ayuda del personal hospitalario, puedan hacer huellas de las manitas y los pies de su bebé 
  • Arcilla blanca para hacer huellas 
  • Una velita led

La documentación para la familia incluye:

  • Información sobre Umamanita y grupos de apoyo locales
  • Un certificado de nacimiento (sin validez legal) con el objetivo de reconocer la vida única e irrepetible del bebé que ha muerto
  • Folletos informativos sobre el duelo, cómo crear recuerdos, la subida de leche, la autopsia, etc. y sobre la caja en sí
  • Folletos informativos sobre los cuidados de su bebé en la UCIN
  • Un sobre con la dirección de Umamanita y una tarjeta con algunas preguntas sobre la caja (comentarios para ayudarnos a mejorar la experiencia) que la familia puede enviar más adelante

Folleto explicativo

Haz clic en la imagen para descargar el folleto (se puede difundir sin permiso)

Pide cajas de recuerdo para tu hospital

Las cajas están a disposición de los hospitales.Si en tu hospital estáis interesados en empezar a usar las cajas de recuerdo o si quieres más información, escríbenos a info@umamanita.es

La situación actual en España 

Según el Informe Umamanita publicado en 2018, la mayoría (69 %) de las familias que sufren la muerte de su bebé durante el embarazo sale de los hospitales españoles sin objetos de recuerdo. La asistencia sanitaria relacionada con los recuerdos y objetos es el aspecto peor valorado, incluso en los hospitales con una buena valoración asistencial general. El 88,3% de las familias calificó la información recibida sobre recuerdos físicos de ‘inexistente’ o ‘escasa’ y tan solo el 11,7 % contestó que había recibido bastante información.

Asimismo, se observan grandes diferencias entre Comunidades Autónomas, localidades y hospitales donde tienen lugar las muertes e, incluso, entre profesionales sanitarios. En general, la práctica de ofrecer la opción de crear recuerdos todavía está en una fase incipiente.

Cuando estos datos se comparan con otros países de rentas altas, podemos ver una gran diferencia en cuanto a lo que se les ofrece a las familias para ver y crear recuerdos de su hija o hijo fallecido.

Sin embargo, sobre todo en los dos o tres últimos años, se han observado cambios en lo que respecta a ofrecer a las familias la posibilidad de ver y estar con su hija o hijo fallecido y crear recuerdos. Estos cambios son el resultado del trabajo de organizaciones de apoyo, profesionales sanitarios sensibilizados y madres y padres que, cada vez más, piden tener estas opciones.

Debido a esta leve mejora, hemos podido ver el efecto de los recuerdos físicos en los últimos años: cuando el personal sanitario sigue las recomendaciones de buenas prácticas y ofrece información y apoyo para fomentar el contacto con el/la bebé, el porcentaje de madres y padres con al menos un recuerdo aumenta sustancialmente.