Estadísticas de mortalidad intrauterina, perinatal e infantil en España 1996-2020

Autor: Paul Richard Cassidy PhD

Introducción

Proposito del análisis

En esta página se presentan datos nacionales de España sobre la mortalidad intrauterina (fetal), perinatal y neonatal. El motivo principal para emprender este ejercicio es estimar con más precisión las tasas de mortalidad intrauterina, neonatal y perinatal, abordando varias carencias en los datos disponibles a nivel nacional.

Estadísticas y tasas de la mortalidad intrauterina, neonatal y perinatal en España

Revista Muerte y Duelo Perinatal Número 4 (ARTÍCULOS)

 

Paul Richard Cassidy

Investigador en Umamanita y Doctorando en Sociología y Antropología en la UCM

Correo electrónico: paulcassidy@umamanita.es

Versión PDF
Índice de MDP#4
Pagina principal de la revista

Palabras claves: mortalidad perinatal, estadísticas muerte perinatal, tasa de mortalidad fetal, tasa de mortalidad neonatal, infradeclaración, España

 
Resumen: El artículo presenta un análisis de los datos de la mortalidad intrauterina (fetal), neonatal y perinatal, junto con estimaciones y ajustes sobre la infradeclaración de casos, además de datos acerca de la interrupción del embarazo por motivos médicos a partir de la semana 22. Expone datos históricos (1951 a 1991) y contemporáneos (1996 a 2016), concluyendo que mientras la tasa de mortalidad neonatal descendió notablemente (-85,4%) durante los últimos 20 años la tasa de mortalidad fetal ≥28 semanas ha disminuido de manera mucho más lenta (-18,5%), quedando efectivamente estancada desde hace 15 años.

Posicionamiento acerca de la infradeclaración y fiabilidad de las estadísticas de muertes perinatales en España

Autor: Paul Cassidy
Correo electrónico: paulcassidy@umamanita.es
Fecha: 13 octubre 2013
Versión pdf

 

1) Infradeclaración

En España, la ley obliga a los padres a registrar todas las muertes intrauterinas e intrapartum a partir de 180 días de gestación (aproximadamente 26 semanas), a través del Boletín Estadístico de Parto (BEP). Para cumplir las recomendaciones de la Organización Mundial de Salud (OMS) las muertes a partir de la semana 22 también deben ser registradas en el registro civil si los padres presentan la información[1].