Libro Historias de Amor

Ya tenemos entre manos el libro Historias de Amor.

Estamos muy agradecidos a todas las personas que ha hecho este libro posible.

Historias de Amor es un libro que recoge el testimonio de 29 familias. Historias intimas contado en primera persona. Han sido contados por hacer honor a hijas y hijos y por ayudar a  las familias que por desgracia pasarán por una perdida en durante o después del embarazo.

Se puede adquirir haciendo una donativo mínimo de 16,50€.

El libro también estará disponible durante nuestro día del recuerdo el 1 de Octubre en Madrid

Escribenos a info@umamanita.es para adquirir tu libro.

Cuerpo y ontología: La muerte perinatal y su duelo en el panorama tecno-scientifico del sistema sanitario

Articulo de investigación por Paul Richard Cassidy (invstigador en Umamanita) publicado en la revista Teknokultura

Resumen: Este estudio considera el cuerpo (de la madre y del niño) y el entorno tecno-científico como lugar paradigmático para analizar la experiencia tras la muerte perinatal, con el fin de comprender como se desarrollan ontologías alternativas de la maternidad, la personalidad y del duelo. La investigación analiza las entradas de 22 miembros de un foro de apoyo a la muerte perinatal y 10 entrevistas narrativas.  El articulo aborda la experiencia asociada al embarazo hasta la experiencia con el espacio físico del hospital, incluyendo el nacimiento, contacto posparto y la disposición del cuerpo. Delimitado por la destrucción repentina de seguridad ontológica estas mujeres experimentan una crisis existencial que se traduce en un yo deconstruido y estigmatizado. Exploramos la manera en que la atención obstétrica excesivamente biomédica promulga comprensiones de la muerte y el duelo perinatal que problematizan aún más las relaciones posmortem, creando así identidades encarnadas tóxicas, y por tanto exacerbando el duelo. Por el contrario, la atención centrada en la mujer y liderada por la comadrona puede crear las condiciones para una restauración de la confianza en uno mismo y la maternidad, y una reconstrucción de los lazos sociales.  Estos cuerpos son situados en un espacio y condición individual a pesar de los múltiples ensamblajes culturales y sociales que atestiguan su condición última. La investigación propone que la atención sanitaria debería considerar el stillbirth natural, de la misma manera que la obstetricia moderna aboga por el parto natural.

Descarga el artículo

 

Guía de Atención a la Muerte Perinatal y Neonatal

 

Esta guía fue escrito en el 2009 entre El Parto Es Nuestro y Umamanita. Se puede descargar gratuitamente. Si vas a descargar la guía quizás puedes pensar en hacer una donación a Umamanita ya que todo el trabajo que se realiza se hace de forma voluntaria y así podemos seguir haciendo lo que hacemos.

Guia Atencion Muerte Perinatal y Neonatal – pdf-

La Guía de Atención a la Muerte Perinatal y Neonatal será revisada para el 2016.

Aroa

Por Alicia

Mi nombre es Alicia. Nuestra hija, Aroa, murió cuando yo estaba embarazada de veintinueve semanas. De esto hace ahora tres años. Aora era nuestra segunda hija, nos quedamos embarazados después de desearlo mucho cuando Henar tenía dos años. El embarazo transcurrió sin complicaciones, y en la eco de la semana 20 el ginecólogo bromeó: “el único problema que vais a tener es a otra niña corriendo por la casa”. Tendríamos otra niña Recuerdo el hueco que le hice en el armario de Henar, donde empecé a guardar los primeros regalos, algo de ropita. Era una representación del hueco que empezábamos a hacerle en nuestra vida.

Hermano Mayor Antonio

Por Estrella Díaz

Me llamo Estrella, tengo 52 años y hace 53 mi madre perdió durante el parto a su primer hijo, como yo le llamo, mi hermano mayor Antonio.

En mi casa nunca se hablaba de el, es mas, yo creo que me entere bastante mayor de todo lo ocurrido. Si a día de hoy le preguntas a mi madre por el todavía se le saltan las lagrimas, solo yo alguna vez me he interesado por como ocurrió todo. Mi hermano murió durante el parto asfixiado por una vuelta de cordón. Mi madre lo describe como un niño precioso al que en un bautizo improvisado por el personal sanitaria le asignaron el nombre de Antonio, como mi padre. También me ha contado que vía por la ventana como se llevaban el féretro pequeñito y que mi padre se fue a casa a recoger la cuna y todo lo que tenían preparado para cuando llegase mi madre no lo viese allí, no quiero ni imaginar el dolor que sentirían en aquel momento.