Padres de una estrella llamada Júlia

Hace 12 días escuchamos la frase que ningún padre quiere oir: “haceros a la idea que aquí ya no queda nada”.

En ese momento estaba en la semana 36 de gestación.  Esperábamos con toda la ilusión del mundo a nuestra primera hija, Júlia. Ya lo teníamos todo preparado, y para nosotros ya podía nacer, ya que pesaba más de 2kg y medio. Lo que nunca hubiéramos pensado que moriría antes de nacer.

Llevaba dos días sin notarla de la misma manera. Comí mucho chocolate porque eso la hacía estar muy guerrera en mi barriga.  Pero lo único que obtuve como respuesta fueron contracciones  y seguidamente el bulto que salía en la parte derecha de la barriga.

Inocentemente, fuimos a urgencias con la intención  que nos  enviaran rápidamente  a casa, porque seguramente  serían las típicas preocupaciones de una madre primeriza. Pero después de los monitores y los distintos ecófragos, nos dieron la peor noticia. Júlia  no tenía  latido.

Fuimos a la mutua donde nos habían llevado  el embarazo. Allí  nos volvieron a decir lo mismo y nos derivaron a la Maternitat de Barcelona (hospital concertado especializado en casos de muerte perinatal). Antes de irnos, apareció nuestra ginecóloga.  La habían  llamado y había  venido corriendo desde casa. !!! Nuestro ángel!!! Con lágrimas en los ojos, nos explicó el protocolo por el que tendríamos que pasar y, su abrazo de despedida, me dio fuerzas para seguir andando hacía allí.

Volvimos a entrar a urgencias, está  vez la definitiva, y a la 1 y media de la madrugada empezó el final  de toda una ilusión.  Amniocentesis y extracción  de 8 tubos de sangre. Después  nos pusieron en una habitación privada y nos dejaron dormir,  ya que eran las 3 de la mañana. Al día siguiente empezaríamos  la inducción al parto.

A las 9 nos despertamos y lo primero  que hicimos fue llamar a nuestras madres. Vinieron rápidamente  y a día  de hoy aún  no se han separado de nosotros. Eran y son las abuelas de Júlia,  !qué decir!

Empecé tomando pastillas orales cada 3 horas para poder dilatar. Pero durante todo el día no dilaté ni un centímetro. Algo dentro de mí se alegró, ya que tenía  pánico al momento. No me quería  separar de mí hija, pero sabía  que en algún momento iba a ocurrir. Por el bien de las dos así tendría que ser.

Pasamos el día  rodeados de familiares y muy entretenidos. El hospital, en estos casos,  dejó que estuvieramos todos juntos. Entienden que en momentos así,  necesitas a tus allegados muy cerca. Mi pareja, Marcel, no paró de hacer llamadas. Y preparar el entierro de nuestra hija. Ningún  padre está  preparado para esto pero lo hizo com toda la valentía  del mundo.

A la mañana siguiente me hicieron una exploración  y me introdujeron bastoncitos dilatadores. Me los pusieron con tanto mimo y respeto. Entendían que ya estaba pasando mucho dolor emocional cómo  para que también  tuviera dolor físico.  Ese día también  seguimos con las pastillas cada 3 horas pero esta vez eran vaginales. Repito, las iban introduciendo cuidadosamente  y si veían  que me dolía, dejaban de explorar.

A las 7 de la tarde nos visitó  nuestra ginecóloga  de la mutua. Quería  saber  cómo estábamos. Nos dio tanto apoyo, que a partir de ese momento empezaron las contracciones más  fuertes. Supongo que me relajé.

Ningún  profesional quería  verme sufrir físicamente, así  que me animaban a bajar al paritorio para empezar a empujar. Pero yo quise aguantar lo máximo en la habitación, porqué  estaba rodeada  de toda la familia y porqué  no quería  que mi embarazo, ese tanto bonito y que disfruté tanto durante 8 meses, acabase.

Entre mi prima y mi cuñada me contaban las contracciones mientras yo respiraba tranquilamente y aguantaba el dolor. Me monitorizaron. Aún recuerdo todos observando las contracciones que iban saliendo en el papel. Pero en un momento dado dije basta y toda la trupe bajamos hasta el paritorio. Teníamos  que afrontar tarde o temprano la realidad.

El paritorio no era nada parecido a lo que imaginábamos. Nuevo, luminoso, sensación  de paz. Mi pareja y mi madre no se separaron de mí en todo el parto. Bueno mi pareja un momento, pero eso es una de las anécdotas graciosas que nos guardamos para nosotros.

Me pusieron la epidural, calmantes y me extrajeron los bastoncillos.  Estaba dilatada de 6cm. En ese instante el cuerpo de mi hija empezó a salir. Me lo puso tant fácil! y las profesionales respetaron la naturaleza humana. ¡Cuánto lo agradezco a día de hoy! No fue el parto que siempre imaginé, pero fue respetado y bonito.

En ese instante nuestros cuerpos de separaron por primera  vez  después  de 8 meses  de amor y vivencias juntas.

La comadrona se la llevó para prepararla y que la pudiéramos  conocer físicamente, porque en realidad Marcel y yo ya nos habíamos presentado a nuestra hija meses antes, y le habíamos cantado, acariciado, amado, etc.

La comadrona entró  y solo nos pudo decir: ¡¡¡es una niña guapísima!!! ¡Qué  razón tenía! 2,900kg de ternura y amor. Estuvimos con ella hora y media. Nos hicimos fotos y pudo entrar toda la familia que llevaba dos días  acompañándonos en el hospital.

Alba, la comadrona, nuestro otro ángel, nos acompañó en todo momento, dejando el tiempo y el espacio que quisimos. También  nos entregó  una caja de recuerdos con el gorrito, la pulsera y cartulinas con las huellas de los pies y de las manos. Bonitos recuerdos que guardamos junto a las fotografías del paritorio y de todo el embarazo.

Después de hora y media de mucho amor y sobretodo de paz, porque cuando te recomiendan que veas a tu hijo, te imaginas lo peor, pero una vez lo tienes en tus brazos, no puedes dejar de admirarlo, de contemplarlo y de sonreír. Nos despedimos y ahora sí,  nuestros cuerpos se separaron por segunda y última vez.

Estuvimos dos noches más ingresados. El tiempo que hiciera falta, nos decían. A mí ya me iba bien porque en esa habitación,  la 101, me había creado una burbujitas de la que no quería salir.

La mañana que decidí  que era momento de enfrentarse a la vida real, apareció una enfermera que no habíamos visto durante los 4 días que estuvimos ingresados.  Y, Sin ella saberlo, fue el motor que nos ayudó a poder salir de allí sin lágrimas en los ojos y felices porque habíamos sido padres y lo seremos, para siempre, de nuestra hija Júlia.

Hacía 3 años que ella había perdido a su hijo en la semana 35. Entonces le explicamos  las dudas que nos habían  surgido durante el ingreso, como: ¿nos podemos sentir padres? ¿Cómo tenemos que actuar delante de la gente? ¿Otro embarazo es sinónimo de sustitución? ¿cómo recordar para siempre a nuestra hija? ¿Podemos decir que es nuestra primera hija?

Nos fue resolviendo todas nuestras dudas y, esa conversación , que aún tengo grabada en la mente, fue nuestra esperanza para seguir adelante.

Con los días te sigues haciendo preguntas, te culpabilizas, lloras, ríes y vuelves a llorar. He leído muchísimo del tema desde que volví  a casa y estoy deseando participar en grupos de padres y madres. Tambien he leído testimonios desgarradores.

Ahora sé que Júlia vino al mundo para que conociéramos a nuestra ginecóloga, ya que la primera vez que fuimos a su consulta  estaba embarazada de 8 semanas. También sé que ella eligió la Maternitat para nacer. Un sitio preparado para la muerte perinatal, sobretodo profesionalmente.

Te ponen el logo de una mariposa en la puerta, para que todos los trabajadores que entran en la habitación  lo hagan con una sensibilidad difícil de describir. Tienen escrito un protocolo preparado con mucho mimo, y también, dejan que te rodees de toda la gente que necesites en ese momento.

Doy las gracias, y mil gracias, porque aunque nos tuvimos que despedir de nuestra hija, lo pudimos hacer a nuestro ritmo, con respeto, amor y mucha paz.

A día de hoy aún no soy capaz de enfrentarme a la rutina y a los amigos diarios, porque me da miedo que no empatizen o no valoren a Júlia por lo que es, nuestra primera y querida hija!!! Todos necesitamos tiempo y un proceso de duelo.

Maria te quiero

17 semanas de gestación , 4 meses . Leo pérdidas perinatales y siento que soy floja…. pero con solo 17 semanas ya lo llenaba todo.

El 28 de enero del 2018 empecé con fiebre. Soy médico, pensé que sería gripe, me automedique pero aún así pensé “ estoy embarazada , que un ginecólogo diga que todo está bien” y lo dijo.

29 de enero la fiebre subía y por la noche rompí aguas en casa. Supé que significaba, pero la ginecólogo tenía q certificarlo.

Corioamnionitis con rotura prematura de membranas. Con 17 sem se considera aborto no muerte perinatal, aún así tenia que pasar por el parto con sus contracciones.

Nacío viva, mi marido se fue con ella y le contó que quería disfrazarla de mariposa y bailar Lluis Llach solo a cambio de que fuera del Madrid . Que la queríamos y que siempre sería la hija mayor. Y se fue.

Yo entré en shock séptico y me llevaron a la UCI . No me enteraba de mucho , venía la gente y me hablaba de que ellos habían tenido 3 abortos y 4  y 4000 … la verdad me importaba a bien poco lo que ellos hubieran tenido. Yo no tenía dos corazones latiendo dentro de mi , y eso me causaba y me causa un gran dolor.

Mis amigas embarazadas me causan dolor

Ponerme mis vaqueros y que no aprieten me causa dolor

Me causan dolor los mensajes de ánimo diciéndome que soy valiente. No lo soy , la vida te pone esa pendiente y solo hay una opción.

Es mi bebé  estrella, que brilla cuando todas las luces decidieron apagarse

 

 

 

 

Día del Recuerdo 2018

El Día del Recuerdo de Umamanita 2018 es el sábado 6 de Octubre, en el Parque Juan Carlos I de 17 a 21:00

Aquí está el mapa de localización para el día 6,

En el mapa hemos marcado 3 sitios: 

Parking más cerca; la de la Glorieta de Don Juan de Borbón,
El lugar de la reunión
Lugar de la sesión de yoga (es más apartado para poder hacer una sesión tranquila)

 

Charlas, conexión, compartir, yoga….

Volveremos a unirnos alrededor del bonito roble que hace dos años plantamos en honor a todos los bebés que mueren antes de nacer, durante el parto o al poco después. El Día del Recuerdo es para cualquier persona que se ha visto afectado por la muerte de un bebé, tanto madres, padres, familiares, amigos, profesionales de la salud y demás personas. Si quieres puedes unirte a nuestro evento en Facebook: https://www.facebook.com/events/1850126815010814/?notif_t=plan_user_joined&notif_id=1535703356905855

 

Cuidarnos mediante el Yoga


La muerte de una hija o un hijo (nieto, sobrino, amigo) es traumático, nuestra vida hace un giro de 180º y a menudo resulta imposible imaginar cómo vamos a ser capaces de atravesar este momento en nuestras vidas, Cuidarnos es fundamental.

Ser profesional sanitario y atender a un familias cuyos bebés han fallecido a van a fallecer requiere dedicación, esfuerzo y amor,  puede resultar gratificante pero a su vez nos pueda dejar sin energía.  Cuidarnos también es fundamental.

Por ello este año queremos promover y dar a conocer la importancia de los autocuidados para las personas que estén en duelo y también para los y las cuidadores. Tenemos la suerte de contar con la escuela Nayana Yoga que vendrá a hacer una sesión de yoga de hora y media en el parque Juan Carlos I.

Haz click en la imagen para ver el video de Harmony Hannigan, la directora de escuela Nayana Yoga

Cartela-yoga

 

Charla Grupos de apoyo

¿Para que sirven y cómo funcionan los grupos de apoyo?
¿Existe diferentes tipos de grupos?
¿Asistir a un grupo de apoyo es como ir a terapia?
¿Hay grupos de apoyo solo para hombres o solo para nuevos embarazos?  

“yo no quiero ir a llorar delante de extraños”
“mi experiencia de una terminación de embarazo no estará bienvenida en un grupo de apoyo”
¿Donde puedo encontrar un grupo de apoyo? 

Estos son solo algunas de las preguntas y comentarios que recibimos sobre los grupos de apoyo, el sábado contamos con diferentes grupos de apoyo de Madrid vendrán Cheli Blasco, Miguel Marín, Vanessa Mirando Romero, Paloma Costa de Circulo de Familias en Duelo, de Barcelona vendrá Sonia Maldonando de Anel y de Zaragoza vendrán Laura y Miguel de Red El Hueco de Mi Viente para charlar sobre estas cuestiones y muchas más cosas.

Aquí puedes ver el horario de actividades que tenemos este año.

17:00 – 19:00 Tiempo para comprar y decorar tu velita,  colgar tu banderín, charlar
con otras familias, escribir en el libro de familias, acercarte a la zona de información
acerca de grupos de apoyo en Madrid o participar en una sesión de yoga…

17:00 – 18:30 Yoga con la escuela de Nayana Yoga – por favor traer tu esterilla de yoga

17:30 – 19:00 Charla informativa “Grupos de apoyo”, vendrán a hablar algunas de las/los
facilitadoras de Circulo de Familias y Red el Hueco de mi vientre para hablar de cómo
funcionan los grupos de apoyo.

19:00 – 19:15 Lectura del manifiesto firmado por 20 asociaciones y grupos de apoyo.

19:15 – 19:30 Música y poesía a mano de Cheli Blasco, Sol Berardelli,
Bea de Cantando a mama, Wynn y Carlos.

19:30 – 20:30 Lectura de nombres y la Ceremonia de Luz

 

PATROCINIO DE VELAS

Juan

Para los y las que no podéis asistir al Día del Recuerdo ofreceremos la posibilidad de esponsorizar velas mediante este formulario antes del 4 de Octubre: Formulario patrocinio velas Después del día del recuerdo te mandaremos por mail la foto de tu vela. Si has hecho un pedido de bolsas podemos incluir tu corazón y vela en tu paquete.

BANDERINES

Como cada año colgaremos banderines. Quien lo desee, puede traer su banderín al Día del Recuerdo, los uniremos a una cuerda, los colgaremos entre los árboles para que el viento y el sol rocen sus mensajes de amor a nuestros hijos y hijas. El banderín debería ser de tela, de unos 20×25 cm aprox Se puede usar todo tipo de material para decorarlo… retazos de tela, dibujos y mensajes, lentejuelas, pegatinas (se pueden conseguir cosas chulas en mercerías, Tiger, chinos, estos lugares que venden cuentas para hacer pulseras…). Se puede coser, pegar con pegamento, agrapar, bordar. Aqui hay unas fotos de algunas de las obras de arte que han traído las familias en las ediciones anteriores del Dia del Recuerdo

Nathalie_paco__144Nathalie_paco__118Nathalie_paco__115   Nathalie_paco__114

 

El Día del Recuerdo: supone un gasto de entre 1000 o 1200 euros cada año para la asociación. A día de hoy Umamanita todo el trabajo que hace Umamanita es totalmente voluntario, dependiendo totalmente de los donativos.  Por favor hacer un donativo a través de Facebook https://www.facebook.com/donate/290152941572175/PayPal o nuestra cuenta bancaria Todo el dinero recuadado irá destinado a proyectos que o bien estan ya funcionando o están en fase de desarrollo, puedes leer más sobre los proyectos en el enlace a Facebook. 

 

 BOLSAS DE TELA 

Bolsas webPrecio: 9

Si no puedes asistir al Dia del Recuerdo si quiere pedir bolsas tienes que rellenar este formulario antes del día 4 de Octubreformulario pedido bolsas

Lactancia tras la muerte perinatal: Bibliografía, lectura y paginas de interés

 

Lactancia y supresión de leche

Lactation after perinatal, neonatal, or infant loss (Cole, 2012)

Pecho lleno, brazos vacíos: manejo de la lactogénesis II en la pérdida perinatal (Claramunt y Cenalmor, 2011)

Lactation Suppression: Forgotten Aspect of Care for the Mother of a Dying Child (Busta Moore y Catlin, 2004)

Existe un resumen en español del comentario de Busta Moore y Catlin AQUÍ

 

Donación de leche

Donación de leche materna tras la muerte perinatal y la situación en España (Uceira Rey et al., 2017)

La Asociación Española de Bancos de Leche Humana (AEBLH)

The experience of expressing and donating breast milk following a perinatal loss (Welborn, 2012)

Human milk donation: what do you know about it? (Woo y Spatz, 2007)

Breast milk donation after neonatal death in Australia: a report (Carroll et al., 2014)

The UK Association of Milk Banks

Donor milk banks: the operation of donor milk bank services. NICE clinical guideline no. 93 (National Institute for Health and Clinical Excellence, 2010)

Bancos de leche materna y duelo perinatal (Rodriguez, Uceira-Rey, Martín & Rodriguez, 2017)

Freya’s Gold: Milk Donation after loss

Olivia, nuestra historia de amor: Un cuento de esperanza

Revista Muerte y Duelo Perinatal #3


Autora: Adela C.A.

Madre de Olivia e Ingrid

Esta historia es un extracto del libro Historias de Amor, editado por Jillian Cassidy y Cheli Blasco

Volver al índice de MDP#3

Volver a la pagina principal de la revista


Me gustaría dedicar este cuento, no sólo a mi morenita, a mi hija Olivia, sino especialmente a todas esas mamás que se encuentran en las primeras etapas después de haber perdido a su hijo/a. Me gustaría que este cuento fuera un punto de esperanza en ese durísimo camino que supone el duelo tras la muerte de quien hemos llevado en nuestro vientre. Cambian tantas cosas, cambian tantos valores que a veces parece que hemos vivido otra realidad.

Revista Muerte y Duelo Perinatal – Número 2

 

Presentación

Bienvenidos/as al segundo número de Muerte y Duelo Perinatal (MDP). Para esta edición contamos con un equipo de redacción más grande y bastantes más colaboradores.

En la sección de NOTICIAS anunciamos la llegada a Madrid en 2019 de la conferencia anual del International Stillbirth Alliance (ISA) en colaboración con Umamanita y la incorporación de tres nuevos miembros al equipo. Además, tenemos un reportaje de las jornadas nacionales de Umamanita que se celebraron en Barcelona el pasado mes de febrero y un breve reportaje sobre la 70º Asamblea Mundial de Salud/ Alianza por la Salud de la Madre, el Recién Nacido y el Niño y su importancia para la muerte intrauterina.

Libro Historias de Amor

Ya tenemos entre manos el libro Historias de Amor.

Estamos muy agradecidos a todas las personas que ha hecho este libro posible.

Historias de Amor es un libro que recoge el testimonio de 29 familias. Historias intimas contado en primera persona. Han sido contados por hacer honor a hijas y hijos y por ayudar a  las familias que por desgracia pasarán por una perdida en durante o después del embarazo.

Se puede adquirir haciendo una donativo mínimo de 16,50€.

El libro también estará disponible durante nuestro día del recuerdo el 1 de Octubre en Madrid

Escribenos a info@umamanita.es para adquirir tu libro.

Mailing de Umamanita

En Umamanita hemos creado dos listados de mailing para intentar que la información que llegue através del mailing sea de tu interés. Ninguno de los mailings es exclusivo y si lo deseas puedes estar apuntado en ambos.

El primer listado es para enviar información acerca de las actividades de la asociación; eventos, jornadas, entradas de un interés especial en nuestro web, novedades, nuestra revista cuatrimestral, etc.

El segundo listado tiene una orientación más científica y esta pensado más para el sector sanitario, investigadores, personas que trabajan con familias durante o después de la muerte de su bebé. No obstante animamos a las personas no sanitarios (madres, padres, familiares) a inscribirse en este listado si les interesa cualquier aspecto “científico” de las muerte gestacional y neonatal.

Si quieres apuntarte a listado general solo tienes que rellenar este formulario:

Listado de contactos – General

Si quieres apuntarte en el listado de profesionales sanitarios tienes que rellenar este formulario:

Lista de contactos – Profesionales Sanitarios y Investigación de Umamanita

Acabando con las Muerte Intrauterinas Prevenibles

Acabando con las Muerte Intrauterinas Prevenibles

La investigación publicado hoy en the Lancet Stillbirth Series demuestra que más de 2,6 millones de muertes intrauterinas siguen produciéndose en todo el mundo cada año. La mitad de las muertes intrauterinas se producen durante el trabajo de parto y el expulsivo. Sin embargo la mayor parte de estas 1,3 millones de muertes podrían evitarse con una mejora en la calidad de los cuidados. Leer más aquí

http://www.thelancet.com/ser…/ending-preventable-stillbirths

Resúmenes en castellano

Resumen ejecutiva Castellano – para web

Resumen ejecutiva Castellano – para imprimir