Maggie, mí eterno amor pequeño ?

Desde niña mí instinto maternal siempre estuvo presente y si de algo estaba segura era que quería ser madre, trate de hacer todo lo posible por hacer las cosas bien hasta que ése día llegara.. luego de muchos años en pareja con el hombre más bueno que conozco decidimos por fin tener un bebé.. desde que nos enteramos que venías en camino amada hija todo fue alegría, se movilizó la tierra , todos estábamos más que felices, sentía que todo el mundo me sonreía , el mundo de repente se había vuelto perfecto.. te amamos desde el primer día!
Los meses pasaban, los estudios y ecografía todo perfecto según los médicos. Hasta que un día los estudios ya no estaban perfectos como decían, algo no iba bien.. pensaban que tenía hipertensión y por esa razón mí pequeña no estaba creciendo, comencé a medicar me y a cuidarme muchísimo más, pero aún así todo comenzó a estar mal. Iba a la guardia del hospital continuamente y aún así nadie me daba respuesta de que pasaba, me decían q con la pastilla estaría bien q llegaría a termino el embarazo.. pero yo sabía que algo no iba bien..
Busque otra doctora y ella me derivó a otro médico especialista, el cual me dijo que había que hacer cesaría de urgencia ya que mí bebé estaba sufriendo. Yo a pesar q sabía los riesgos estaba aliviada ya que sentía q en mí cuerpo ella no estaba bien.
Mí tan esperada hija nació con 33 semanas y 970g.. no lloro solo se quejo , estaba azul y era muy pequeña.. la vi por dos segundos ya que no estaba respirando. Se la llevaron y me la intubaron.. mí esposo pudo conocerla y me mandó una foto de ella, y verla me rompió el corazón, su expresión era de dolor.. que hice mal? Porqué ella?.. pero tuve fe que saldría adelante y todo solo sea un recuerdo nada más
Que ilusa fui, vieron cuando algo malo sucede y piensas q no puede ser peor, pues si.. así fue.
Mí preciosa hija tan chiquita y tan valiente ella soporto de todo y aún así ella estaba a mí lado, yo día a día sentí que perdía fuerza pero aún así cuando la iba a ver solo pensaba en darle mucho amor, le cantaba y contaba cuentos ..
61 días vivió en el hospital, mí hija tenía Trisomia 18 ?. Lucho tanto y yo le pedía que descanse porque no podía soportar verla sufrir.. ella luchaba y yo sé que lo hacía por sus papis, ella sabía cuando la amamos. El día que murió mí hija estaba en mis brazos, la sostuve todo el tiempo y al verla irse como deseaba irme , no puedo describir el dolor.
Mí tan amada , deseada y esperada bebé tenía un síndrome tan doloroso, yo lo que más deseaba es tenerla conmigo toda una vida, sin embargo termine rezando q Dios para que la dejara descansar.
Hoy ya son casi tres meses que mí bebé abrió sus alitas, todos los días le enciendo una vela y beso su foto, cuesta levantarse de la cama , cuesta hacer todo , todo duele hasta respirar. Pase por muchas etapas de duelo, pero la culpa es lo que me acompaña todavía, ojalá uniera sido las valiente para mí hija, así como ella lo fue.
Todo ese deseo de ser mamá aún lo tengo dentro mío , pero ahora siento que no lo merezco.
Siento que no fui una buena mamá y que no tengo ese instinto que tanto pensé, ahora mí vida no tiene sentido y solo vivo por mí esposo. No quiero hacer el intento de seguir, pero lo hago. No quiero reírme y lo hago. Quiero llorar muy fuerte y a veces no puedo.
Le pido a mí bebé que me visite en los sueños pero aún no vino.
Me dijeron q el dolor jamás se va pero se aprende a vivir con eso..