Mi principe Adrián

Todo comenzo el 7 de julio del 2021,mi test salia positivo y el médico me decia que tenia dos meses de embarazo,me emocione mucho al saber que tenia un pequeño ser creciendo dentro de mi,al pasar de los meses me preguntava como era tu carita,si te parecias a mi o a tu papá,en octubre en la ecografía me medico me dice que eras un niño,me coloque muy feliz,porque ya sabia que podia comprarte,como te iba a educar y que futuramente,te iba a criar como un hombre de bien,al pasar de los meses te iba conociendo mas y mas,tus horas de sueño,cuando te movias de emoción al escuchar a tu padre,en Enero cuando fui hacerme una monitoria para saber como estavas,el medico me dice que no tenias latidos,mi mundo se me fue encima al saber esta noticia y tratandome de explicar como habia pasado si te habia sentido todo este tiempo,me dejaron en el hospital y luego de dos dias naciste y te conoci,eras como un angel,lo mas hermoso que habia visto en mi vida,llore y no soportava el hecho de que te tenia que dejar ir de mis brazos,que nunca sabre como era tu llanto,ni tu sonrisa,y que no entendia porque te me habias ido si te estava esperando con muchas ansias,nos dejaste solos a mi y a tu papá, ya han pasado seis meses de desde tu partida y todos los dias pensamos en ti,en como serias ahora,pero Dios decidió llevarte,y no sabremos porque,solo el tiempo nos dara la respuesta,y donde quiera que estes,siempre vas a saber que te amamos con el alma,y que dariamos cualquier cosa para que estuvieras aca,TE AMAMOS Adrián,mi principe…

“Vinicio Gabriel mi guerrero”

Gracias a DIOS fui madre y ese fue el regalo más maravilloso de mundo.
Se que DIOS tiene el control de todo y tarde o temprano me permitirá estar de nuevo con mi pequeño bebé.
En Marzo del 2020 me embarace, fue una noticia increíble después de varios doctores que me dijeron que nunca podría ser madre y 6 años muy dolorosos en tratamientos, mi primera reacción fue de miedo “como podía estarlo” pero ahí estaba el latido y mi pequeño hijo quien diariamente luchaba y crecía día con día a mi lado. Varias veces fuimos a dar al hospital porque yo soy hipertensa y mi presión no se controlaba pero mi guerrero seguía adelante, al sexto mes me dijeron que era un NIÑO mi sorpresa y felicidad fue increíble pues somos solo mujeres en mi familia, además de que era el primer nieto.
A los 06 meses de embarazo me dijeron que tenía mi cérvix corto así que me pusieron un aparato para retener a mi bebé pero no duro mucho pues se rompieron mis membranas, a las 27 semanas me internaron y trataron de retener a mi bebé el mayor tiempo posible pero cumpliendo las 28 semanas la frecuencia cardiaca de Vini disminuyo y nació por medio de una cesaría de emergencia el 18 de Octubre del 2020, ahí estaba mi hermosos niño quien ahora luchaba solo con su mamá a su lado. A los 02 días de mi operación me incorpore y me dieron de alta, lo primero que hice gracias al consejo de mi mamá era ir a verlo y ahí estaba el bebé más perfecto y precioso del mundo, ese pequeño lucho por su vida como todo un guerrero, días buenos, días malos.
Nació pesando 1Kg y bajo hasta los 630 gramos, de ahí agarro fuerza y comenzó a ganar peso, justo al mes lo operaron pues sus derrames ya eran categoría 3 y 4 y tenía hidrocefalia, salio vencedor!!!
Fueron más de 25 transfusiones de sangre, pude darle mi leche aunque no lo amamante pero era leche bendecida y llena de nutrientes para mi pequeño príncipe, la ultima vez que lo vi pude fotografiarlo con mi celular y grabarlo 4 días después murió por neumonía.
Mi guerrero estuvo 37 días en terapia intensiva neonatal y 21 días en nutrición., dejando mi corazón roto por completo, sin ganas de salir adelante, después de ésta perdida tan grande su papá y yo nos separamos y decidimos seguir nuestro camino cada quien por su lado.
El día de hoy esta en casa conmigo por fin y sé en mi corazón que esta tranquilo y descansando en el cielo.
Para mi como su madre no ha sido tan sencillo pues incluso pensé que no tenía porque seguir viviendo, aunque después de un tiempo entendí que por algo sigo aquí y tengo un propósito en mi vida (aunque no se cual es) pero si estoy aquí es por algo.
Desde el día en que mi pequeño hijo falleció comenzaron a llegar pajaritos a mi ventana, ahora me encargo de dejarles su alimento y ya son más de 20.
A todos los papás que viven estas experiencias solo quiero mostrarles mi amor, mi cariño y aprecio, hay que ser fuertes y seguir adelante, se que es una herida que talvez nunca sane pero entiendo que todo absolutamente todo pasa por algo y los bebés que tienen que estar en este mundo lo están y los que no, simplemente Dios se los lleva.
Un día estando en depresión visité a una amistad, quien decidió adoptar un bebé (pues ella no puede tener hijos), yo con respeto le pregunte si esta hermosa nena la habían dejado en un cunero y cuando me contesto quede helada, a esa pequeña y hermosa nena la habían tirado a la calle justo al nacer y ahí estaba delante de mi con sus enormes ojos mirándome y entendí que cuando un bebé tiene que estar en este mundo con frío, lluvia, enfermedad, dolor etc… ahí están.
Mi cariño y amor a todos los padres que pasamos por esto.

Mi ángel del cielo

Mi ángel del cielo , mi niño amado mi hijo esperado
Siempre que se viene el alma al piso o paso por momentos de tristezas suelo visitar la iglesia , y ahora lloro frente a la tumba fría de mi hijo en el cementerio , que triste para mi …
Han sido 30 días desde tu partida que no encuentro respuestas al mirar al cielo . Solo me pregunto q hice mal o q hicieron mal
Pido a Dios me de serenidad y paciencia para vivir un día a la vez , fue tan triste cuando me dejaste por completo porque no te pude ver y estaba súper adolorida y en estado de ansiedad profunda
Desde aquel día que me levante ore por mi por tu papá y por ti mi pequeño para poder lograr tener algo de paz y tranquilidad y hasta ahora me consuela visitarte siempre y regalarte los girasoles más bellos con esos colores hermosos para que sonrías , y verte algun día
Para todas las madres que han perdido un hijo les abrazo y les bendigo
Amén !!!!

Un ángel en mí.

Todo comenzó un 2 de abril yo siempre he sido puntual en mi regla hasta trato de estar lista antes de que me baje, pero este vez sentía algo diferente me daba igual si estaba lista o no, pues resulta que pasaron 4 días más, para el día 6 ya me estaba preocupando aunque sentía mi vientre inflado y dolor muy fuerte en los pechos yo imaginaba que era porque ya se me había atrasado mucho y que estaba por llegar mi periodo, tengo 7 años de casada y tuve un embarazo ectopico mi probabilidad de embarazo era muy baja ya que solo cuento con una trompa, para el día 10 fue el mejor de todos los días me realice una prueba casera y salió positiva y aunque por dentro me moría de miedo por mi anterior embarazo, lloraba de felicidad, A si que decidí asistir con mi doctor lo más pronto posible cuando me realiza el ultrasonido me da una de las peores noticias al parecer mi embarazo era nuevamente un ectopico, pero por el tiempo que tenía y lo chiquito que estaba necesitaba un estudio más completo a si que me mando a realizarmelo, lo que mi doctor había visto en el ultrasonido era un mioma y mi bebé estaba bien no le producía ningún al a mi bb el se encontraba en su lugar y empezaba a crecer y eso me lleno de alegría, decidimos contarle a toda la familia la cual estaban igual de felices todo está bien y solo teníamos que esperar un par de semanas para volver a la próxima revisión, en el transcurso de este tiempo yo sentía mi vientre inflamado y los síntomas del embarazo a flor de piel por las mañanas los ascos y mareos pero al sentirlos sabía que eran porque mi bebé está ahí, cuando me presentó a mi chequeo era ya la semana 7 escucharía por primera vez el latido del corazón de mi angelito, la doctora me dió instrucciones de que era lo que tenía que realizarme diario para no sufrir tanto los cambios del embarazo, mientras que me preparaba para lo más hermoso jamás vivido escuchar a mi pequeño me causaba un sin fin de sentimientos, al ver la cara de la doctora sabía que algo no estaba bien y me dijo que ya era la semana 7 que para entonces tendría que haber latido y no lo había, sentí que mi vida se me iba en un suspiro y fue entonces que me dijo, no te preocupes hay veces que nos equivocamos en el conteo, vamos esperar una semana más talvez no tienes en tiempo que calculamos, cuando me dice esto regreso la esperanza a mi, pero por dentro sentía que no iba a estar nada bien. Espere una semana más y en el transcurso de esta empecé a sangrar y los síntomas de embarazo desaparecieron de la noche a la mañana yo solo pedía que todo fuera un sueño y que en la consulta mi doctora me dijera que todo estaba bien. Pues era un bb que habíamos esperado por mucho tiempo y era amado y deseado por todos. Cuando la doctora me revisa me dice que no hay latido que mi bb dejo de crecer y que me tienen que practicar una limpieza por aspiración puesto que aún era muy chiquito, me arrancaron una bendición, una alegria, pero sobre todo una parte de mi vida. A 5 semanas de mi perdida aún pienso en porque o en para que mi Dios me puso esta prueba tan grande y aún a si le agradezco que me dió la oportunidad de sentirme mamá de un ángel, aunque el tiempo fue muy poco sabía que estaba ahí y que en el cielo estará esperandome para algún día arrullarlo en mis brazos como lo soñé desde que supe que vendría. Te amo mi bb.

Mi princesa del cielo Romina

Mi historia..
Todo comenzó el 24 de diciembre cuando me entere que estaba embarazada no sabes lo feliz que estaba que me amas elejido como mamá en enero fuiste creciendo más y tú papá estaba tan emocionado febrero el doctor nos dijo que todo estaba bien que habías crecido muy rápido marzo estabas tan formada y sentí tus primeros movimientos que eran lo más hermoso del mundo que aveces no me dejabas dormir siempre que dormía y despertaba lo primero era decirte buenos días ya vamos a desayunar y cuando íbamos a dormir te acariciaba para que descansaras en abril tus movimientos están más fuertes y tú papá te sintió por primera vez y fue cuando nos dijeron que sería una hermosa niña estábamos felices y vimos cada parte de tu hermoso cuerpo tus movimientos y hasta nos dijeron que ibas a ser muy imperativa y tus hermosos latidos de tu corazón el doctor nos dijo que todo iba también tú papá cada vez que te veía decía que estabas hermosas y te decía gorda teníamos tantos planes ya había apartado una sección de fotos para que vieras lo hermosa que te veías pero lamentablemente todo pasó tan rápido esos 5 meses que tenías se fueron en un día todo pasó el 2 de mayo en la madrugada cuando estaba con tu papa acostados y de repente sentí dolor muy leve y vi que tenía la cama empapada de sangre tu papá empezó a llorar y me pregunto que si sentía que te movías le dije que no empezamos a llorar y los dolores eran más fuertes fuimos al hospital y el doctor checo el latido de tu corazón y era un sonido hermoso y lamentablemente nos dijo que no podrías sobrevivir en ese momento sentí que me moría no quería que te fueras de nosotros hice lo posible para que te quedaras y fue a la sala de parto y me rompieron la bolsa sentí los latidos de tu corazón y le puse la mano a tu papá en el vientre para que te sintiera y le dije que todo estaría bien después sentí que se salió algo de mi y era un coágulo después sentí algo más grande y me rodaste mis piernas con tu hermoso cuerpo tu papá fue el primero que te vio y cuando te vio empezó a llorar me sentí tan mal después me llevaron a la sala de parto otra vez te sacaron de mi y me dejaron verte eres una niña hermosa me dolió verte me quitaron algo de mi que esperaba con mucha felicidad tus abuelitos ya te veían corriendo pero Dios necesitaba una princesa en el cielo y estamos felices de que tú ayas sido la elegida el 3 de mayo te bautizamos como Romina y te fuimos a enterrar y enterraron junto a ti una gran parte de mi te vi por una última vez hasta la fecha no entiendo tu partido y tú papá y no quiso seguir conmigo me siento culpable de todo lo qué pasó me quitaron a lo que más quería siento que la soledad acabara conmigo y hay veces que quisiera estar contigo no puedo dejarte ir a un me cuenta trabajo pero sé que nos cuidas desde el cielo y recuerdo que no estoy sola y para mi siempre serás mi princesa del cielo

Manifesto: Interrupciones de embarazo en hospitales públicos

Manifiesto por un trato humanizado y digno para la salud integral (física, mental, emocional y social) de las mujeres1 y familias que pasan por la experiencia de interrumpir su embarazo.

El conjunto de asociaciones, entidades y proyectos relacionados con el acompañamiento al duelo gestacional, perinatal y neonatal que firman este documento desean hacer público el siguiente manifiesto a partir de l a realidad mostrada por mujeres que interrumpen su embarazo en España, por motivos médicos, en gestaciones avanzadas (segundo y tercer trimestre) en el programa Salvados « Un viaje silenciado».

Mi pequeña Regina

Todo empezó un 14 de enero 2021 cuando fui a mí revisión con el ginecólogo anual y sorpresa me dieron la mejor noticia del mundo, sería mamá, con apenas 4 semanitas e hiciste que me temblara todo el cuerpo, inmediatamente le di la noticia a mi esposo y no lo podíamos creer, cambió nuestras vidas por completo estábamos tan emocionados de tenerte. El ginecólogo me cito el mes siguiente febrero para revisar que latiera su corazón y estuviera en el lugar correcto y todo perfecto. En marzo tocó la revisión de tus huesitos y nariz para ver que se estuviera formando bien. En Abril  22 nos confirmaron tu sexo una hermosa niña a la cual llamamos Regina. El 25 sus abuelitos maternos le organizaron la revelación del sexo, estaban ansiosos por saber que iba a tener. Les dimos la noticia a sus abuelitos maternos y paternos, tíos, primito y a su hermanito menor( 3 años), el cual es hijo de mi esposo pero lo amo como si fuese mio,todos estábamos tan emocionados. Transcurrieron los días de abril y yo sentía una presion grande en mi vientre y vagina pero me decían que era normal y como era mi primer embarazo. El lunes  3 de mayo le informe a mi ginecólogo  sobre un pequeño sangrado, me recetó medicamento y reposo. El día miércoles 5 de mayo  aproximadamente a las 10.40am fui al baño y al limpiarme veo sangre, le aviso a mi esposo, ya estaba llorando y preocupada, soy enfermera y sabía que eso no estaba bien. Llego de urgencia con el ginecólogo, lo primero que hace es revisar a mi niña y me dijo tu bebé está muy bien, su corazón le latía, ella estaba bien e incluso estaba sentadita, acomodada del lado izquierdo de mi pancita. Después pasa hacerme la revisión vaginal y ahí es donde se da cuenta que mi útero está completamente abierto y están expuestas las membranas de la placenta, las cuales ya estaban contaminadas  el sangrado no paraba. Me sienta y me dice que lo único que se podía hacer en esos casos es interrumpir el embarazo, con un parto normal, pero que la bebé iba a fallecer debido a que era muy pequeñita tenía 4 meses y medio. Cuando el Dr nos estaba explicando todo le agagarre la mano a mi esposo y le dije me siento mal, se me estaba paralizando media cara, me estaba queriendo desmayar, veo sus ojos llorosos y reaccione de nuevo, a mi esposo no le salian las palabras. Le conteste a mi ginecólogo que adelante que me internaran. El diagnostico era útero incompetente. Hicieron todos los protocolos para internarme, papeleo, prueba covid, laboratorios y al mismo tiempo tener que estar avisándole a mis padres y suegros. Yo sentía que me quería morir, no quería que me ayudarán a mi, abrazaba mi pancita y le pedía perdón a mi hija, no queria que se me fuera y sentía que todo era mi culpa, la culpa de mi cuerpo. Me llevaron al cuarto y me dieron medicamento para inducir al parto, los dolores eran fuertes pero no más que el dolor en mi alma, después de  cómo una hora y media nació Regina la sentí porque aún no me metían a quirofano, salió  y sentí como un bracito de mi bebé toco una parte de mi pierna izquierda , se movio poquito y ya no supe mas porque me estaban trasladando al quirofano de urgencia y llegando me colocaron la anestesia y me dormí. Al despertar en recuperación veo a las enfermeras y un enfermero alrededor mío, me puse a llorar y ellas rezaron y me dijeron que mi bebé era un angelito y que me la habían bautizado con el nombre de María, después cada uno de ellos pasó de manera individual a hablar con migo y trataban de darme consuelo, a lo cual no tengo palabras para agradecerles. Después pasé a mi cuarto y ahí estaba mi esposo se acercó a la cama y nos pusimos a llorar, llegaron sus abuelitos y lo mismo era una pesadilla y lo peor teníamos a mi bebé en un recipiente con formol en el cuarto. No nos dieron acta de defunción porque por el peso, eso nos dijo el ginecólogo, en ese momento mi mente estaba mal y no ponía atención.  Han pasado 3 semanas y la tenemos en casa, no nos la han querido ni enterrar, ni incinerar por falta del documento. Es mas doloroso porque confieso que aunque este Envuelta y en una cajita la he abierto para verla.

He estado con ayuda psicológica, me aconseja que me despida de mi hija y de su cuerpecito, pero aún no lo logro.

He leído cada uno de sus testimonios y quiero decirles que de corazón estoy con ustedes y que si quieren contactarme para ayudarnos con gusto les contestaré.

A mi hija Regina :

Eres lo mas hermoso que he tenido en mi vida, que te llevo en mi corazón y se que te debo soltar para que descanses en paz. Y estoy tratando de hacerlo, para que no veas una madre derrotada y triste. Pero hay días en los que no puedo mas  y disculpame por eso.

Quiero darte las gracias por elegirme como mamá, por hacerme en esos meses tan feliz y llenarnos de luz, de vida, de planes a tu papá y a mi. Te amamos con todo nuestro corazón y cuando nos abrazamos sabemos que estás ahí.

Siempre en mi

Soy María, y me gustaría escribir mi experiencia ahora que puedo, pues hubo un tiempo que vuestros testimonios me hicieron bien

Mi hija Elena nos dejo un 7 de febrero del 2019… unos  cuatro días antes me puse mala, cansada y sin fuerza para nada, fui al hospital y me dijeron que estaba todo bien y descansara.  Volví a casa, en un par de días estaba mucho mejor pero me di cuenta que no sentía a mi niña, venga a comer chocolate, venga a moverme y nada. Decidí subir al hospital, aunque pensaba que estaba obsesionada pues subí 4 días antes y estaba todo bien. Llegue al hospital, y correas para un lado correas para otro, eso no era normal estaba de 35 semanas no era muy difícil  encontrarla,  llegó la ginecóloga con la eco y …. las palabras que jamas olvidare, no encontramos latido. El mundo se viene al suelo, toda las ilusiones se transforman en pesadillas. La doctora con mucha empatía me explica todo el proceso a seguir y me aconseja que lo mejor es inducir el parto natural.  Yo no quería, solo quería dormirme y levantarme cuando todo hubiera pasado. Finalmente di a luz una madrugada del 8 de febrero, a una niña morenita y  gordita, con una carita preciosa. Ya sabéis que ese es el otro peor momento

El hospital se porto muy bien, tuvieron un protocolo muy bueno y estuvieron todos pendiente y aconsejando que debía de hacer, le hice caso en todo menos en una cosa.
No quería estar casi con mi hija, en ese momento me producía tanto dolor que creía que cuanto menos estuviera con ella    Menos me dolería, pero me ayudaron a que estuviera  con ella me vendría bien para superar el duelo y de verdad que fe asi. Ellos y mi marido me dijeron de tener una foto de ella y me negué no quise, y me arrepentiré toda la vida.

El entierro, la familia y la vuelta a casa con las manos vacías son otras de las malas sensaciones que siempre están ahí. Y el porqué, eso nunca se va, porque paso, que paso, que pude hacer mal, me he golpeado, que he comido. Ahí, en esos momentos que la cabeza va a 100 pero no encuentras nada, por ahí tmb pasamos.

Por desgracia, en mi caso no se encontró nada de nada ni en la necropsia, ni en mis pruebas, el resultado fue falta grave de oxígeno, pero no se sabe porque…algo que me inquieto pues quería volver a intentarlo y quería estar prevenida

Todos los meses de después fueron muy duros, tengo otro hijo que fue quien me ayudo a seguir con alegría, ni antes ni ahora hay día que no la recuerde pero es verdad que poco a poco se recuerda con menos dolor.

Lo que me paso con mi hija no me quito las ganas de tener más hijos por el contrario me sentía preparada desde muy temprano para volver a intentarlo, espere 3 meses que me aconsejo la ginecóloga y justo me quede.   El embarazo no lo pase bien, pues iba con el freno y no me dejaba ilusionar mucho. Y también tuve miedo, me controlaba pero cuando llegaba a las ecografías no podía y siempre lloraba,  Tuve muchas revisiones, que me calmaban a la vez, pero cuánto iba cumpliendo semanas y se acercaban las treintaitantas mis miedos iban a más, y decidieron provocarme el parto a las 37 semanas, un 25 de febrero del 2020, fue un parto rápido y bonito, donde di a luz a mi otra hija también morena y guapa. También dio las gracias a la ginecóloga y matrona que me atendieron en el hospital de Jaen, mejor imposible.

Por desgracia nos pillo la pandemia y ha sido una niña que no la han podido disfrutar mucho la familia y sus primeros meses los vivimos como todos encerrados, aún así nos lleno de alegría y ahora que ya anda  y parlotea esta para comersela

Lo positivo que saco de mi desgracia es que las  malas cosas están dentro de la vida, que a nosotros nos ha tocado esto y a otros otra cosa y que no puedo perder la esperanza en ilusionarme, que aunque he pasado la etapa de estar enfada con el mundo ahora siento más empatía por el dolor ajeno y disfruto más de lo sencillo. Eso si, todos los días me acuerdo de mi Elena, de cómo sería, que ya tendría dos años y como hubiera sido los 3 hermanos juntos.

Un beso a mi mayor Estrella y otro para los vuestros

 

El sol qué me ilumina!👼

Mi historia! Todo empezó en enero del 2021 empeze a sentirme mal a tener los síntomas del embarazo dije voy a esperar al otro mes a ver si me viene, llega febrero y me baja dos días y muy poco seguía sintiendome mal y con vomitos mi panza empezó a hincharse más, estaba confundida creía qué estaba embarazada y a la vez no pero estaba contenta imaginando un futuro y de como contarle a mi familia… En marzo del 2021 me vino un día solo y poco entonces quería hacerme el test le dije a mi amiga para hacerme en su casa y ese día 14 de marzo era el cumpleaños de su mamá me quedaba y me lo hacía lo cual no me lo pude hacer por qué lo perdí esa noche. fueron los 30 min más horrible de toda mi vida y doloroso era mucha sangre y dolor contracciones, quedé shokeada y me bañe y solo fui a dormir al otro día voy a mi casa me acosté todo el día me sentía débil y cansada le mando msj a mi profesora qué es médica le cuento y me dijo q era un aborto espontáneo de 4 semanas qué debí ir al médico al instante, pasaron los días y voy al doctor le cuento y me lo confirmó la segunda persona qué estaba embarazada y lo había perdido y me dijo qué era de 6 semanas Masomenos qué estoy acá por qué dios es grande. Ya hace dos meses Masomenos qué perdí a mi ilucion a mi pequeñit@ con 18 años de edad es lo peor qué pudo haberme pasado.  Fuerza para cada una chicas tenemos nuestros ángeles qué nos cuidan desde arriba💙

MIS 2 ESTRELLAS FUGAZ

hola hace tiempo no escribía, pero me entere que estoy embarazada tengo 3 meses , me da tanto miedo pasar lo mismo , es una experiencia agridulce por que no se si disfrutar las ecografías no supe si estar feliz al escuchar su corazón latir.

creo que no debo de disfrutar este embarazo siento que los estoy olvidando y no quiero que eso pase aun me duele su ausencia , duele como el primer dia.

 

pero quien soy yo para dar vida a un bebe , si no puede tener a salvo en mi vientre a mis bebes pero es que como no amarlo si cada vez que me acuerdo de mis estrellas el se mueve es muy inquieto los mismos doctores lo han dicho es el bebe con mas fuerza que han visto es tan activo apesar de su corta edad. claro no negare que hay momentos malos hemos pasado por 2 amenazas de aborto, mi vida dio tantos cambios.

me dan ataque de ansiedad y pánico es horrible sentir eso