Clara, amor de mi vida

Hace ya 6 días que no te siento dentro,y la pena no me deja vivir.

Eras una pequeña tan deseada y querida desde el primer día…, qué pena tan grande no poder darte el amor tan profundo que sentimos tu padre y yo. Nuestra primera hija.

Luchamos todo lo que pudimos juntos para lograrlo pero, no superamos la semana 20 de gestación. El día 4 de enero de 2020, nunca podré olvidarlo, ni a ti mi amor: tu carita de princesa, tus orejitas, tu nariz chata… Nos tuvimos que despedir demasiado pronto.

Y sin tener claro por qué se produjo esa rotura prematura de membranas que nos ha separado, y que me tortura día y noche… Qué injusta es la vida, nunca pensé que nos pasaría algo así.

Con este texto quiero dejarte ir, volar alto y pedirte que nos cuides desde arriba, que nos cumplas deseos, y que me esperes…, porque sé que algún día nos volvermos a encontrar.

Clara, hija mía, no puedes imaginarte cuánto te echo de menos. Te quiero infinito.

Tu mamá.

Deja una respuesta