La noche que perdí a mi bebé

La noche que perdí mi bebé

La prueba positiva me devolvió la esperanza, me hizo sentir directamente especial para Dios, sentí que nos daba la oportunidad de oro y el susto me invadió y la negación también, seguida de una prueba de sangre para esperar una semana más a que mi médico privado me revisara, en medio de eso la duda si dar la noticia o no, pero la emoción y alegría dominaba más y lo que revonfortaba era la reacción y el cariño de la gente cercana, la alegría real que sentían por nosotros pero algo pasó en el momento en el que llegaron las manchas cafe y la punzadita en el ovario, siguiendo esperanzados esperamos la llegada del doctor el lunes, pero justo el día antes las muestras se hicieron más frecuentes para el propio dia en la mañana ver sangre en mi orina, qué seguía? Salir para la clínica y esperar a ser atendida para después recibir un no porque lo ideal era ir al hospital! Para mi sorpresa todos fueron especiales y colaboradores, mientras esperaba vi a una niña de 12 años con su pansa de embarazada una pareja viendo fotos de au ultrasonido y me sentí realmente mal por estar en la situación que estaba, luego esperé un poco más, pero después de la prueba HCG no alcancé el promedio para el ultrasonido, debia regresar en 48 horas, nos retiramos esperanzados porque al fin a las 6pm iba a ver a mi doctor, me peine y maquillé pensando en que iba a conocer a mi bebé pero la historia fue otra y terminé viendo su saquito en el basurero, me siento mal porque perdí a mi amiguita y mi compañera pero gané a un esposo maravilloso y Dios me recordó lo especial que soy para la gente que me rodea!